EL HOMBRE CONFUSO

Diario de vacaciones. Desde luego, cómo sois

Hoy me he revisado la vista. Sí, mis vacaciones están resultando trepidantes. Sé que os creéis que vivo en una villa con piscina en forma de riñón y chulos paseando en bañadores de Versace. Y la verdad es que así es pero incluso las grandes estrellas estamos algo ciegas. Le he contado a D. que un amigo suyo y conocido mío me ha mandado unos nudes y le ha dado un poco igual. Que dice que no tiene curiosidad, que no le interesa, que le da toda la pereza. Así, sobrada. Ni un poquito de insistir a ver qué tal está la cosa, que es la cortesía cuando uno te cuenta un cotilleo. Pues nada, cero, que pasa, que se queda tirado en la tumbona como si nada. De verdad, cómo es la gente. También me ha contado C. que ha trabajado con Sean O’Pry y que mira, que es un aburrido y que tiene la cara sucia. La cara sucia, dice. De verdad, ojalá tuviese yo la cara sucia y se me quedase como la suya. Ojalá tuviese yo la cara sucia y se me quedase la mitad que la suya. Me conformo con lo que sea. ¿Qué pensará de los seres humanos corrientes y vulgares? ¿Le pareceremos de otra especie? También me ha dicho C. que meó una vez a su lado. No me ha dado más dados. Deduzco que había una pared entre los dos.

Lo mejor de estos días de asueto es que no me estoy enterando de nada de la actualidad. Miento, de casi nada, pero me vale. Vivir pegado al minuto es un condicionante horroroso. No solo por la adicción que genera, sino porque, de repente, te conviertes en el twitter de la gente. Oye, cómo va esto, qué sabes de, lo de Rocío Carrasco qué tal va. Y tú, con tu infinita paciencia ya que son amigos tuyos y, en el fondo, les quieres, procedes a narrar dos meses de docuserie como si de tu propia vida se tratase. Ahora, por suerte, puedo prescindir de ello. Me ha dicho B. que ha engordado tres kilos y ese es el nivel de conversación que espero y tolero. Que otro verano que no va a poder lucirse, dice, tras llevar semanas de playa en playa, terraza en terraza. Si cuento sus fotos sin camiseta en instagram podría convalidarlo por algún título de FP. Pero que nada, que no va a ser el verano de lucirse. Miedo me da preguntarle cómo sería ese verano. Yo, que le había cogido cierto gustillo a esto de la gimnasia, llevo varios días imposibilitado por mi brazo destruido. Parece que mañana será el día. Si Sean O’Pry da pena porque tiene la cara sucia, no os quiero contar yo lo que doy cuando me dispongo a seguir las tablas de ejercicios. Y como sé que os lo estáis preguntando, tengo la vista bien. Me ha aumentado un poquito pero todo en orden. Eso os lo cuenta uno de esos chulos que seguís y le ponéis venga corazones. Desde luego, cómo sois.

Me he reencontrado estos días con gente a la que hacía un año que no veía. Nos hemos acostumbrado tanto a estos lapsos de tiempo que ahora todo me parece normal. A mi amiga R. la vi el verano pasado y hemos repetido ahora. Como si hubiese sido hace dos días, la verdad. No soporto las charlas que consisten en rememorar qué ha transcurrido como si de una visita de médico se tratase, como si viviésemos en una cita de ‘First Dates’. Por suerte casi nunca me ocurre. Me contó que se compró una barbacoa eléctrica que resultó ser una estafa y acabó salvando la comida gracias a una anciana de noventa años. Como premio, le cantaron una canción de Perales. Porque la pidió ella, que coste, no como castigo.

Foto: Chris Salvatore por Ali Jawad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 14/07/2021 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: