EL HOMBRE CONFUSO

Théo y Hugo

Tengo la peor de las nostalgias. La de lo no vivido. Se nota que me acerco a la recta final de la treintena. Y cada vez lo vivo con mayor inquietud, la verdad. Hace unos días me puse a ver ‘Théo et Hugo. Paris 05:59’, una película francesa en la que dos chicos pasan una noche juntos tras haberse conocido en un cuarto oscuro. Los primeros veinte minutos transcurren en la orgía en la que Théo se queda prendado de Hugo mientras este está follando con otro. Un paseo onírico en el que resulta imposible resistir la erección en los pantalones. Lo que no esperas es que, transcurrida esta embriaguez, la erección va a dar paso a una caída sentimental en picado donde ves reflejados tus miedos, tus inseguridades, el terror por el que pasa todo gay cada vez que se acuesta con alguien. Arranca una noche que podía ser la de cualquiera pero es la de Hugo y Théo. Y tú quieres ser como ellos. Quieres vivir esas horas infinitas transitando por un París desierto. Correr al metro, enfadarte por un malentendido, que te besen contra una farola, que te miren, que mires, que sientas que algo especial ha ocurrido. Que sientas que eso ha ocurrido.

A mi generación le han robado la juventud. Cada vez lo siento con mayor intensidad. Lo he escrito ya en infinidad de ocasiones. En mi instituto no había gays. No al menos declarados. No tuve ningún referente durante los años en los que se forma tu educación sentimental y sexual. No sabía qué me ocurría, por qué era diferente a los demás. Lo intuía claro, pero también pensaba que estaba mal. No viví nada parecido a lo que se supone que vive un adolescente. Si es que existe algo así. Veo la noche de Théo y Hugo y noto una punzada en el estómago. Ellos, desde luego, no son tan jóvenes, ni tan pardillos como lo era yo. De hecho, viven solos en una ciudad carísima. Una preciosa licencia poética. Se conocen y se acompañan. Recorren calles aisladas sin temor. Se besan, se abrazan, lloran, tienen miedo, se arropan. Viven todo con el ansia de la adolescencia. Un ‘peterpanismo’ del que cada vez cuesta más escapar. Yo podría ser ese Théo. Podría ser también aquel adolescente. En el fondo, no he cambiado tanto. Cuando no encajas en los patrones sociales, no te queda otra.

Todo esto no es más que el paso del tiempo, lo sé. El ver que las cosas no vuelven, que todo lo que pensabas que ibas a hacer, pues no lo has hecho. Y es una tontería pero no lo es tanto. Nunca volvería atrás en el tiempo. Ni aún sabiendo lo que sé ahora. Ni aún con la tranquilidad con la que vivo. Pero sí echo de menos haber tenido una juventud diferente. Un coctel explosivo de hormonas y desenfreno. Una libertad que nunca tuve ni sentí que debía haber tenido. Es ahora cuando me doy cuenta. Qué putada cumplir años. Qué putada que los demás te nieguen quién eres. Qué putada que tengas que darte cuenta viendo el beso de dos chicos en una serie de la televisión. Voy a tener que dejar de escribir de mí mismo, que ya vale. Tampoco tengo muy claro sí se hacer otra cosa pero tendré que aplicarme. De lamerse las heridas nadie ha sacado nada. No voy a ser yo diferente. Yo. ¿Ven? Otra vez. No tengo remedio.

Un comentario el “Théo y Hugo

  1. M
    04/04/2021

    Intenso. Verdadero. Yo tengo bastantes más años que tú y mi sensación ha sido parecida. Hemos tenido que vivir de otra forma, sobrevivir, pero eso también nos ha dado mucho.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 04/04/2021 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: