EL HOMBRE CONFUSO

Día 96 – El diario de F.

maddenrichard_84833026_231711397963930_8715882888568921223_n

La verdad es que te leí anoche porque, ya sabes, yo tampoco duermo. Me puse a mirar cosas, a escuchar música y a escribir y de repente, cuando miré el reloj eran las 2:30 de la mañana. Y para mí podrían haber sido las 11 de la noche tan ricamente. Sin darme cuenta me puse a escuchar un grupo asturiano a los que vi el septiembre pasado. Nos fuimos un fin de semana a Oviedo solo para eso y de paso, hacer algún tipo de viaje de verano. Pillamos fiestas, que fue un poco coñazo, pero lo llevamos guay. Comimos, paseamos, fuimos al concierto y nos perdimos buscando el sitio de las tartas para desayunar. No hicimos nada del otro mundo pero ahora mismo lo recuerdo como uno de los mejores viajes de mi vida. Incluso el haber estado una hora y pico parados en León porque el tren no arrancaba nunca. Claro, poco a poco se me fue subiendo la melancolía y me dormí con los cascos puestos. ¿Quién me iba a decir que vería las cosas así con el tiempo?”.

Un buen día, en mitad del confinamiento, F. me mandó una carta virtual. Creo que empezó él aunque puede que fuese yo. Tenemos muchas cosas en común. Nos solemos acostar tarde, aprovechamos mucho las horas después de cenar y pese a que solo nos hemos visto un par de veces, hemos creado una particular confianza. A esa primera misiva fueron llegando otras. Separadas en el tiempo, con semanas de por medio. Reflexiones, inquietudes y situaciones vomitadas a las tantas de la madrugada. Justo la hora en la que salen los miedos. Nuestros confinamientos han sido distintos pero podrían haber sido iguales. Nos hemos apoyado en la distancia, nos hemos contado lo que nos pasaba por la cabeza y nos hemos dado ánimos aunque creo que, en realidad, nos lo decíamos a nosotros mismos. Muchas de esas cosas las he contado también aquí. Si al final es que no tengo secretos. Luego la gente se queja pero, vamos, más transparente ya no puedo ser.

“Quiero intentar sacar algo de todo esto. Pensar que puede pasar en cualquier momento y que tenemos, tengo, que aprovechar mucho más. Que crees que todo va a ser igual siempre y la verdad es que no. Siempre soy muy prudente, sufro por adelantado y eso tengo que pararlo. Y ser menos pavo. Pensar menos las cosas y arrojarme más. Además, voy a cumplir 38 este año. 38, que lo pienso y me mato. Y aunque me veo mejor que antes, creo que me lo tengo que creer un poquito también”. Sin mucho planearlo, F. ha sido una pieza importante en mi confinamiento. Ha sido mi confidente nocturno, el muro donde he rebotado mis neuras. Y lo ha llevado no solo bien, sino que creo que hemos acabado formando una cadena en la que resulta complicado saber donde terminan mis cartas y empiezan las suyas. Estos fragmentos son míos, que conste. Aunque haya creado una peligrosa fama de contarlo todo, nunca desvelaría nada que no saliese de mí.

Creo que queda bastante para que nos volvamos a ver. Visitas y reencuentros de por medio. También, posiblemente, para que volvamos a escribirnos así. Tiene sentido que las cartas terminen con la muerte del confinamiento. Espero que este sea su verano. Que sea feliz, que se quiera y se valore. Que avance y lleve tan bien la salida como ha llevado el encierro. Que deje de exigirse tanto y que no se preocupe en exceso. Otra vez podría estar hablando de mí. Total, ¿acaso hago otra cosa en este diario?

Foto: Richard Madden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18/06/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: