EL HOMBRE CONFUSO

Día 92 – Cruz los dedos para que no me falles tú también

pierreemo_26865582_141824473179446_2466083660592316416_n

En esa realidad que ya no existe estaría yo haciendo más o menos lo mismo que ahora. Que no sé si me tranquiliza o me asusta. Dice A. en su twitter que parece que hemos llegado a la convicción de que solo no pueden contagiar los desconocidos, no los amigos o personas cercanas, y tiene toda la razón. Qué tentador es bajarse la mascarilla cuando estás entre los tuyos y qué rápido la subes cuando te cruzas medio segundo con gente random por la calle. Qué difícil es ser coherente en esta nueva normalidad. Hoy he visto a M. después de mil semanas hablando por mensaje. He pasado a buscarle por la esquina de siempre y nos hemos dado una vuelta como en los viejos tiempos. Tiendas, escaparates y criticas de la moda que viene. Por cierto, ¿qué es esto de haber puesto ya los abriguitos y jerseys gordos? ¿De verdad debemos comprar ya lo del próximo invierno cuando ni siquiera hemos tenido primavera? Cada vez entiendo menos cosas. Dice M. que lo ha llevado todo bastante bien. Que se puso malo al principio pero que luego, pues bueno, que ahí ha estado. Y que sus amigos no paran de quedar con chulos como si no pasase nada. No sé, ¿no hemos aprendido nada? Que está claro que todos tenemos el fueguito interior desbocado pero, chica, qué complicado es todo ahora.

Por si no tenía bastante, también me he reencontrado con mi amiga M. Lo siento, cambiaría las iniciales pero es lo que hay. Menudo día completito. Me he despertado tarde, que es casi el único placer que me concedo ya. He desayunado a la carrera, he cogido mi nueva riñonera y me he lanzado a la calle. En menos de media hora estaba con M. en la terraza de siempre. La nueva normalidad se ha llevado el picoteo por delante. Vive M. instalada en la culpa pues cree ser responsable del advenimiento de esta pandemia al haberle pedido al destino un tiempo de descanso. Igual no es consciente de sus poderes y se le fue la mano. No ha tenido un confinamiento fácil pero ha salido tan reforzada como siempre. Vamos, nadie diría que por su don hemos estado todos confinados. Se nota que lleva nombre de deidad vudú. El próximo día que nos vamos me tiene que traer un libro. Yo le llevaré una concha que cogí anteayer. No suelo ir recogiendo cosas pero está claro que esto tenía un propósito. Qué bien me ha sentado este espejismo en el que he vivido hoy. Como si nada hubiese pasado. Como si no llevase un bote de gel encima por si acaso.

Y como no hay dos sin tres, también me he mensajeado con otro M. Hacía semanas que lo tenía pendiente y nunca llegaba a encontrar el momento. Me ha alegrado saber que todo sigue como siempre. Lo peor lo pasaron al principio. M. y yo compartimos día de nacimiento. Día y año, que no es cosa sencilla. Hermanos en la distancia. Creo que este año nos merecemos una celebración, aunque sea una tarde cualquiera. Aunque sea en un lugar cualquiera. Si algo me ha quedado claro de todo esto es que lo dejar las cosas para más adelante sirve de poco. Ya vale de ser tan precavido, de medirlo todo, de pensárselo demasiado. Te encantas dos días y al tercero estás encerrado para los siguientes meses. Pensar en el mañana no sirve de nada. Ahora falta que se lo cuente a mi hemisferio racional y me haga un poquito de caso. Dice C. que tengo que mirar más por mí y que lo demás ya se apañarán. Y yo debería hacerle caso como mujer sensata que es. Sé que terminará este diario y no habré podido dedicarle una entrada de despedida a todos los que han sido protagonistas. Tendré que redimirme en algún bonus track.

En esta ciudad que cada día es más pequeña dónde sucede lo mismo una y otra vez es difícil relacionarse y más hacer amigos, y los pocos que se tienen cuestan de mantener. Cruzo los dedos para que no me falles tú también. Parece que haga siglos que fui a ver a los Doble Pletina en directo con I. Ay, es que, realmente, hace siglos.

Foto: Pierre Emo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 14/06/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: