EL HOMBRE CONFUSO

Día 64 – ¿Dónde están los nudes con mascarilla?

vayalar_14156332_707453809408607_2015364794_n

Hay algo que me tiene un poco alucinado. Una muestra de que no terminamos de creernos lo que nos está pasando. Y no es ver la temeridad de muchos al no cumplir las mínimas recomendaciones médicas a la hora de salir a la calle. Eso lo dejo para otro día. Es algo un poco más frívolo pero igualmente revelador. ¿Dónde están los nudes con mascarilla? Me tiene muy intrigado. No hay que ser muy espabilado para darse cuenta que, con los meses que llevamos de confinamiento, las mascarillas no son algo pasajero. No al menos para nuestro futuro inmediato. Han venido para quedarse una buena temporada y vamos a tener que acostumbrarnos. Y qué mejor síntoma de cotidianidad que empezar con lo más sencillo. A estas alturas pensaba que ya correrían como la pólvora las fotos sexies solo con la mascarilla puesta pero creo que no es así. Tal vez todavía no hemos perdido el miedo y nos da reparo. Y puede ser que sea una buena señal. Ahora, tampoco creo que tarden mucho en llegar. De hecho, si alguien tiene información, soy todo oídos. Por el interés sociológico, claro.

Hoy le he contado a C. una divertida historia de un premio de literatura de hace unos años. No es nada que no pudiese ver todo el mundo, ya que fue público y notorio, pero siempre está bien recordarlo. Involucra al propio premiado, una noche electoral y una cuenta de instagram donde imagino que la censura llegó más tarde de lo habitual. Dice C. que es muy voyeur, que todo esto le resulta tremendamente interesante. Ahora quiere que hable con el literato para ver si le convenzo para que de un nuevo pasito. Una guerra que tengo ya perdidísima. Me cuenta A. que lleva meses de apatía total. Que no tiene ganas de nada. Tanto encierro ha terminado dejándole vacío por dentro. Creo que todos hemos pasado por ahí. Miedo me da lo que pueda pasar porque no sé yo si voy a poder sobrellevar otro bajón. Ahora ya toca remontar, ¿no? Me repito todo el rato pero a ver donde encuentran a alguien que a sus casi setenta días sea original y chispeante. Yo le dejo el hueco encantado y que vaya haciendo.

Nunca hubiese podido imaginar que una panadería pudiese dar tanto juego. A ver, me explico. El otro día estuve hablando con A., otro, no el de antes, del juego que nos están dando los runners en este confinamiento. Que sí, que qué manía con esto de salir a correr y pensarse que son lo más importante que ha pisado la faz de la tierra solo porque van así deprisita, pero a la vez, hay que agradecerles esta moda de ajustarse las mallas sin nada debajo. Esos saltos nos están animando a muchos. Pues resulta que, claro, lo de prescindir de la ropa interior también se ha extendido al recurrente chándal para bajar a hacer las compras del día. Y ahí está el pobre A. atendiendo detrás del mostrador y viendo como la cosa coge temperatura y no precisamente por el horno. Parece que ir a la panadería sueltecito es tendencia y meterse la mano en el bolsillo, también. Ya no iré a comprar baguettes con la misma actitud.

Los paseos me han desajustado un poco la gimnasia. Antes tenía todo perfectamente medido pero ahora no acabo de encontrar la fórmula. No quiero renunciar a nada y tampoco me quiero duchar ochenta veces al día. ¿Qué hago? Claro que viene el clima que se nos está quedando, estas nimiedades confusas parecen un tanto extrañas. Ay, ojalá todos nuestros problemas fuesen por las horas del ejercicio…

Foto: Víctor Ayala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17/05/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: