EL HOMBRE CONFUSO

Día 56 – Esto se nos debería quedar grabado

ema210m_70461940_2461637894117222_4669060418041524523_n (1).jpg

Está R. muy asustado por lo que pueda pasar en las próximas semanas. No es que la gente haya estado guardando la cuarentena con precisión milimétrica, la verdad. Dice que sabe de dos casas que deben ser ya un foco de contagios para el repunte. Y le creo. Visto lo visto, aquí el baile entre hogares ha sido una constante. Que cuesta creerlo pero hay cruising a las ocho. No tengo más detalles pero me puedo hacer una idea de como va el percal. Ya me lo contó J. hace semanas, que en su calle había mucho tejemaneje al caer la noche. Dice O. que ninguno de sus compañeros de piso ha respetado el confinamiento. Me contó A. que uno que conoce de instagram se alquiló un piso en el centro porque a su barrio no llegaban los chulos. Cuando le pillaron haciéndose selfies en una casa que no era la suya dijo que es que tenía goteras y, claro, no había tenido más remedio. De verdad, qué difícil es pensar que esto ha sido solo una pequeña parte del todo. ¡Qué difícil!

Sé que B. está haciendo méritos para volver a salir aquí a diario y la verdad es que se lo está currando. Hoy me ha contado que en veinte minutos en la calle se ha enamorado tres veces. Que hay mucho tío bueno sudado y que ya no puede más con su hernia y que se la quiten para poder ponerse también a correr. Será hasta el próximo bar en cuanto lo abran. No contento con eso me ha mandado una foto de un ramitode flores que ha ido recolectando mientras paseaba. Que digo yo, ¿cómo podrá haberlas cogido con el piti en una mano y el teléfono en la otra? Como no me la cuela le he dicho que muy bucólico pero que seguro que estaba a tope con el grindr en la otra. Le conozco como si le hubiese parido. Y ya por si con todo el material de antes no era suficiente lo ha coronado con un ‘pues que suerte tenemos de ser unos pedazos de maricones’. Y mira, ahí tiene toda la razón. Yo doy gracias casi a diario. A ver ahora cómo vuelve habiendo quemado todos sus cartuchos. Que soy de fácil contentar pero tampoco tanto.

Me ha preguntado A. que si hago algún casting para ser chico confuso. A ver si voy a tener un negocio entre manos y no me estoy dando cuenta. Creo que voy a ponerme al tema. Igual ahí está el secreto de mi fortuna. Ya le he indicado que, como en todo buen casting, hay que ir preparado para todo, no llevarle la contraria al director y estar dispuesto a quitarse la ropa. Porque un casting donde no te desnudas no es un casting ni es nada. Dice S. que hoy le han despertado a las siete de la mañana con un martillo percutor y que se ha bajado tal cual a pedir explicaciones. Contando que en sus fotos de instagram nunca lleva nada encima, no sé muy bien cómo habrán reaccionado los obreros. ¿Se habrá vestido antes? Mañana le pregunto. Hoy me han escrito dos personas para decirme que cuando ya termine esto que quedaremos un día para cenar. Igual mi grito de atención del otro día ha funcionado. Aunque, claro, ahora soy ese señor que quiere casito y no sé si me termina de gustar.

Está ahora mismo twitter encendido haciendo memes con esa foto de la que usted me habla. Y es que no es para menos. Hemos llegado a un nivel de esperpento que nos debería dar vergüenza. En su lugar nos da risa y miedo a la vez. Ni siquiera una pandemia mundial logra frenar la desfachatez. Y deberíamos tomar muy buena nota y actuar en consecuencia. Aunque solo tengamos ganas de olvidarlo todo y volver a empezar. Esto se debería quedar grabado. Por nuestro bien.

Foto: Emanuele Mariotti por Francesco Rellini.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 09/05/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: