EL HOMBRE CONFUSO

Día 47 – Para romperme la crisma estoy yo ahora

victor_algora_57402403_803088176730981_6377496763940819037_n.jpg

Si antes vengo a quejarme de esto del exceso de llamadas y que no por estar en casa debemos seguir siempre conectados, antes me salto la gimnasia por pasarme el rato al teléfono. Claro que hacía mucho que no comentaba y me ha sentado la mar de bien. Que si los horarios para salir el sábado, que si madre mía cómo ha pasado el tiempo, que si yo pensaba que sería un mes y solo tengo ropa de invierno. Esto sí es un drama real. Este fin de semana me va a tocar comprarme algo para no morir achicharrado. Aunque igual lo del calor sirve para hacer un poco más de detox. Como siga así, termino la cuarentena con diez años menos y una piel de replicante. Si no fuese por el chocolate. Hoy le he dicho a E. que igual dentro de unas semanas podemos vernos cara a cara y, de verdad, qué alegría. ¡Menudo subidón! No nos podremos tocar ni nada pero, bueno, a todo se acostumbra uno. A este ritmo, el día que demos un abrazo se nos saltarán las lágrimas. Claro que, para entonces, igual el alcoholismo se nos ha ido ya de las manos. Dile tú ahora al cuerpo que lo de beber antes de las 12 no está bien.

Con tanta llamada he llegado también tarde a la cita de los jueves. Tanto que ya solo he pillado a tres. Una L. exultante de felicidad y arropada por el abrigo que lleva casi 50 días sin quitarse de encima y J. más apagada de lo normal. Claro que cuando uno es un racimo de cascabeles, todo se le nota más. Mañana le pregunto a ver cómo está. Con S. solo he intercambiado un minisaludo ya que luego nos ha aplicado su maniobra de quedarse de batería para largarse a cenar. Que me dirás tú si cuela cuando está con un teléfono móvil y tiene el cargador al lado. B. tampoco estaba hoy ya que tenía una cita con su nuevo novio. No, no es el mismo de hace unos días, que ya se lo he preguntado. Dice J. que tiene muchas ganas de bailar, de desmelenarse y darlo todo en la pista. Y el novio de L. sueña con que se está pegando el fiestón de su vida. Porque a veces pasa por detrás de la cámara para salir a fumar que si no pensaría que es Chimo Bayo. O para los más millennials, no sé, ¿los Javis?

Me dice K. que él pasa total de salir el sábado. Que ya que está se espera una semanita a ver cómo va todo. Porque, claro, debe ser que cincuenta días le han sabido a poco. Si le diesen una mesa con cervezas verías si sale. El primero. No le he preguntado a R. si va a salir aunque sí me ha dicho que le pasa lo mismo con las llamadas y los mensajes. Que se le hace un mundo. También me lo ha dicho E. ¿Será un patrón que se repite? Lo mejor del confinamiento es la cantidad de tiempo que tiene la gente para cualquier cosa. Ayer compartía en stories un vídeo de un chico que aplaudía sin manos. Vamos, que hacía así-así con la cadera para que los golpes de su rabo sonasen como un aplauso. A fecha de hora mismo he recibido ya unos cuantos vídeos imitándole. Este sí era un reto viral que valía la pena y no esas bobadas de comer canela o ponerse boca abajo en una pared. Para romperme la crisma estoy yo ahora. Podría haberlo hecho hace dos meses y todo esto que me hubiese ahorrado.

Dice O. que con la llegada de la desescalada empezará el ghosting. Todos esos amores surgidos por el confinamiento en soledad irán desfilando hacia la salida sin ni siquiera mirar atrás. Se acabaron las confesiones, las confidencias y tampoco pasa nada. Lo que surgió con la pandemia, se queda en la pandemia. Aprovechen que todavía queden unas semanas. Y no parece que vayan a ser pocas.

Foto: Víctor Algora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30/04/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: