EL HOMBRE CONFUSO

Día 35 – Está la cuarentena como para liar la madeja

cc3

Cuando les dije a mis padres que tenía intención de independizarme, las cosas no fueron demasiado bien. Ya lo conté una vez pero el ambiente asfixiante que se respira estos días ha hecho que vuelva a recordar aquello. Entonces acababa de volver de pasar unos meses en el extranjero y vi que era el momento perfecto. Tenía la posibilidad, un trabajo y muchas ganas acumuladas. Nunca pensé que terminarían siendo algunos de los meses más complicados de mi vida. A la salida de casa se unió también la del armario y todo se torció. Sentí el rechazo en carne propia, los silencios, los cuchicheos y la ausencia total de apoyo. Encontré un piso rápido, recogí mis cosas y me fui. Pasé meses sin hablarme con mi familia. Tan solo me preguntaron por la dirección, para saber donde iba a estar, aunque intención de ir tampoco tenían. Y tampoco me molestó. Yo tenía mis propios apoyos y aprendí que, en el fondo, no era tan débil como pensaba. Todo parece tan lejano ahora que ya casi lo he olvidado.

Con el tiempo recuperé cierta normalidad, como esa que se supone que vamos a encontrar cuando termine este confinamiento. Di todos los pasos que debía dar y más y terminé encontrando un equilibrio que dura a día de hoy. Y me siento satisfecho de haberlo hecho. Sé que no me tocaba a mí pero fui yo. A veces damos pasos solo porque toca darlos. Tras aquellos meses que pasé fuera del país mi vida no volvió a ser la misma y tengo cierto miedo de que ahora vuelva a ocurrirme. Claro que soy bastante más mayor y las cosas no cambian con la velocidad que lo hacen con los veinte. No sé cómo será la salida ni cuándo llegará. O si podremos superar este ambiente asfixiante que cada vez se vuelve más irrespirable. Pero si aquella vez pude, digo yo que esta vez también podré. Estoy de un intenso que no me soporto. ¿A qué vendrá remover estas aguas? No hace falta que nadie se pronuncie que todo está en orden. Aunque después de leer estos dos párrafos cueste comprenderlo. Los caminos de la cuarentena, ya saben.

Hoy le he dado un lavado de cara a este blog. Puede que no se note pero llevaba sin tocarlo bastantes años. Que si fuera estos enlaces, que si dentro estos otros, que si cambio la imagen de la cabecera. Hace ya unos quince años que empecé con esto de ‘El hombre confuso’. Primero tuve un blog en una página absurda, de ahí pasé a blogspot y luego a wordpress. Era lo suyo cuando no existían las redes sociales. He tenido épocas de escribir mucho, otras de hacerlo poco, pero nunca lo he dejado. Y ahora, cuando parecía que estaba más cerca de cerrarlo que de reinventarme, llega un post diario encerrado en casa. Está claro que el destino no quiere que me deshaga de él. Dudo que quede nadie de los que estén leyendo esto que lleve esos quince años por aquí. Y casi que mejor porque ni yo me atrevo a leer lo que escribía entonces. Menuda vergüenza. Creo que he aprendido alguna cosa y me he vuelto menos neurótico. ¿Tenía barba cuando empecé? Esto tampoco lo recuerdo.

Mi amiga J. se lleva un tonteo así muy cursi con uno que conoce. Vamos, que ella agita un poco las maracas de vez en cuando y el otro entra al trapo pero con reticencias. Hoy le ha mandado un mensaje de lo más insulto y ella le ha respondido con un testamento de cuatro párrafos. Que todo bien pero madre mía que locura. El pobre debe haberse quedado medio tonto. Aún le pasa poco. Está la cuarentena como para liar la madeja. Como si no tuviésemos bastante con aguantarnos a nosotros mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18/04/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: