EL HOMBRE CONFUSO

Día 26 – He debido elegir el peor vecindario del mundo

baronnedeneuve_26864727_1060963787380185_424410109637033984_n

Hoy he tenido que prometer que no iba a contar algunas cosas en este diario. A este nivel hemos llegado, amigos. Y la verdad es que era una anécdota muy buena que implicaba a un albornoz y un desenlace no demasiado elegante. Me la guardo para cuando edite estas entradas en papel y le añada un bonus final. En cambio sí puedo contar que hoy B. nos ha estado haciendo extrañas preguntas para algún tipo de estudio que debe estar realizando. Me da que vende nuestros datos a alguna de empresa y se saca un dinerín. Que si cómo ha ido el día, que si hemos tenido alguna enfermedad, que si cuando perdimos la virginidad. No sé, a mí normal no me ha aparecido. Luego se desconectaba alegando problemas de internet y volvía a los pocos segundos. ¿Estaría pasando los datos en tiempo real? Voy a empezar a encriptar mis llamadas. Todo ha venido al contarnos que tiene un supuesto novio italiano de 20 años que vive con sus padres. Vamos, ni hay novio, ni italiano, ni padres. Esto es todo una estratagema. Os lo digo yo.

No sé si esto va a durar tres semanas más, cuatro o dos meses, lo único que sé es que me cuesta creer que lleguemos vivos. A J. hoy se le han dormido los dos pies mientras estaba cómodamente sentada en una silla. Y le parece normal. Ella sabrá. L. ha vuelto a ponerse el mismo jersey que lleva utilizando las últimas cuatro semanas y dice que es porque tiene frío en la terraza. No sé. Ella sabrá. Y S. ni ha aparecido porque estaba hablando con -gesto de comillas- su familia y que ha terminado agotada. De hablar por skype. Mira, ella sabrá. Claro que yo no he podido conectarme al maldito hangouts porque algo debo hacer mal. Hay que reconocer que los jueves me lo paso bien. Y ya si no tuviese un tono paliducho y cara que da lástima verla, pues sería mejor. Al menos mis tetas están ya que explotan con tanta flexión. Toda la vida quejándome de los que presumen de cuerpo y gimnasio y ahora estoy yo igual. Hay que joderse. Dice B. que gracias a tener un cuerpo abandonado, tiene una casa bonita. Todos se han reído pero la verdad es que iban un poco pedo.

Si algo ha logrado el confinamiento es la democratización del espantajo. Es una bendición que nos ha tocado. Damos una pena enorme pero, en realidad, es un premio. Abracemos el atractivo de la naturaleza. Dice J. R. que en tiempos de cuarentena tiene la manga japonesa. Y todo por un pijo del que hemos estado hablando y que en otro momento nos hubiese parecido espantoso. Yo ahora le veo guapísimo. Lo mismo me ha pasado con otro que enseña la chorra por twitter, que se ha dejado bigote y de repente es el David Gandy de los que enseñan la chorra por twitter. ¡Qué belleza! Ya no sé si es el confinamiento o la naturaleza humana pero pese a los looks terribles veo a todo el mundo mucho mejor de lo que estaba. Por cierto, ahora caigo que B. también nos ha preguntado que si utilizamos perfume en la cuarentena. ¿Ven como esto es un estudio de campo? ¡Maldito liante!

Me manda M. una foto de un muchacho de buen ver con el pantalón media caído. Tiene todo lo que me gusta, me dice, falto yo. ¿De verdad alguien se asoma al balcón y se encuentra efebos semidesnudos? Yo, desde luego, he debido elegir el peor vecindario del mundo. El confinamiento me ha pillado fatal de pijamas y solo tengo uno decente. Me toca lavarlo y volver a ponérmelo. ¿Ven el nivel de mis dramas? Ridículos.

Foto: Marcel Karussell por BarønneDeneuve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 09/04/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: