EL HOMBRE CONFUSO

Día 25 – Yo al 2020 ya no le pido nada porque vaya desastre todo

246323-top-chicos-sony

Tras varios días algo bajo de energía y humor, hoy he amanecido pletórico. Como si hubiese dormido y descansado de una vez. ¿Por qué? Ya me gustaría saberlo. Me he visto guapo en el espejo, he desayunado un trozo de bizcocho que todavía me quedaba y me he sentado en la misma silla de siempre pero con rapidez y eficiencia. Vamos, como si hubiese tocado el pico de la bajona y estuviese remontando que da gusto. A ver cuánto me dura. Me he venido tan arriba que incluso me ha dado tiempo por la tarde para aprovechar unos rayitos de sol que se filtraban por la ventana. ¿Es muy descabellado desnudarse completamente y subirse a la mesa para coger algo de tono? ¿Aún a riesgo de ser la comidilla de todo el vecindario? Deberían pagarme por el entretenimiento. Me dice F. que está sopesando pagar un Onlyfans. No sé si tanto por el contenido, que, a ver, también, sino por darle un dinero al muchacho visto lo que se esfuerza en promocionarlo. Los pequeños empresarios, ya se sabe. Igual deberíamos hacer todos lo mismo.

A S. el otro día se le rompió el televisor. En pleno confinamiento, que ya es mala suerte. Entre lágrimas de tristeza y un profundo shock no se le ocurrió más que comentarlo en un stories y pedir nudes para mitigar el dolor. Pues nada, le han inundado el buzón. Y no solo de nudes. ¡Mucho más allá! Entre miembro inhiesto y miembro inhiesto incluso unos amables instagramers le ofrecían una televisión para suplir la que había dejado de funcionar. Para que luego digan que esto no nos va a hacer mejores personas. Que no lo va a hacer, pero siempre hay bondad en desconocidos. Al final ha podido solucionar el entuerto con su propio hermano, que tenía una tele de sobra. Un win win en toda regla. Tiene tele nueva y un buen puñado de nudes. Ahora, haced el favor de no mandarlos de los que se borran en un vistazo. ¿Qué gracia tiene eso? Si dais el paso, dadlo de verdad y conservadlo en el chat. No me seáis remilgados.

Mi amigo G. me ha escrito para comentarme una idea que se le había pasado por la mente estos días y no me ha podido gustar más. En cuanto tuvo el engranaje le vine yo a la cabeza y ha acertado plenamente. Espero que dentro de poco pueda contar algo más. Le he escrito a I. para saber cómo estaba y me cuenta que tumbado en el sofá, acariciando a sus gatas y tomándose un poquito de anís. Que había recordado que tenía una botella y le habían entrando unas ganas locas. Esta es una de las cosas que más me gusta del confinamiento. Ya no hay nada raro. ¿Que te quieres pimplar un anís a las diez de la mañana? Perfecto. ¿Que llevas ocho días sin dormir y preparando paella por la noche? Sin problema. La anarquía relacional hace que lo veamos todo con total normalidad. Miedo me da cuanto empecemos a volver a la rutina. A ver quién es el guapo que esconde el anís y se pone los zapatos para salir a la calle. Me dice otro I. que se ha negado en rotundo a hacer ninguna videoconferencia. Mi héroe. Ese sí es un valiente.

Me fascina que, de repente, ‘Agapimú’ sea un himno coreado en grupo a lo largo de todo el día. Como si volviese a estar en el coche de mis padres cuando era pequeño y ponían la cinta de grandes éxitos de Ana Belén. Qué sensación de hogar. Ojete Calor se ha sacado de la manga justo lo que necesitábamos y ha fichado a una Ana Belén por la que no ha pasado el tiempo. Yo al 2020 ya no le pido nada porque vaya mierda todo pero si pudiese, solo le pediría esa genética. Llego tarde pero es que es muy fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 08/04/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: