EL HOMBRE CONFUSO

Día 3 – Sin salir y sin cerveza, Confuso empieza a perder la cabeza

38fed112e96206d3977b5e7faef5a1f2

Dice G. que está a puntito de abrirse un Onlyfans. También F. asegura que se ha puesto a desempolvar su vieja cuenta de Cam4 para sacarle jugosos tokens a esto del encierro forzoso. Y mientras tanto, el Pornhub ofreciendo ‘membresías’ gratis para los pobres que tenemos que quedarnos en casa. Seguro que, en cuanto nos descuidemos, nos cuelan un año entero de suscripción y terminamos pagando un dineral por lo que podemos encontrar en twitter. Las redes se han convertido en un horno encendío -la leña arde- desde que se ha decretado el confinamiento hogareño. Más que cuarentena vivimos en plena ‘sextenta’. Mi amigo I. ha tenido que dejar a sus dos amantes en stand by, uno con sus padres y otro a kilómetros de distancia. Y eso que tenía ya el asunto como apañadito. En cuando suban un poco las temperaturas, me organizo un ‘CoronaNude’ en los balcones. Menos tocar instrumentos y más tocarse el, perdón, perdón, ya me modero. Y solo llevamos tres días.

Estoy de las fiestas en los balcones hasta el mismísimo. Lo reconozco. Que entiendo esto de la hermandad, el conocer a tus vecinos -como si alguien quisiera saber quién mea al otro lado de la pared-, el sentirse un poquito menos solo, sí, yo también suelto una lagrimita y se me remueve el corazón al pensar que hace mucho que no abrazo a mis amigos. Pero no me verás sacando una flauta dulce para entonar la melodía de ‘Titanic’.  ¡Menuda desvergüenza! ¿De verdad tocar la gaita a las tres de la tarde es un acto de generosidad? ¿Entonarse unos temas de, no sé, Malú, es un gesto de amor al prójimo? Si al menos hubiese un ‘Punto de partida’ de Rocío Jurado, un ‘Yo no soy esa’ de Mari Trini, ¡un ‘Dime’ de Beth! Algo que nos anime el espíritu y reivindique lo que verdaderamente llevamos dentro. He visto en los stories de A. que hay convocada una fiesta infantil para el viernes a mediodía. Con globos, canciones infantiles y bien de gritos para amenizar el confinamiento de los niños. Encantado de haberles conocido. Ese será el día que salte por el balcón. Y me quedan 48 horas, hay que joderse.

Hoy me he puesto las pilas en esto de las relaciones sociales y le he escrito a todos mis amigos. Bueno, a todos, todos, tampoco, que no tengo yo ni tanto tiempo ni, la verdad, tantos amigos. La vida entera deseando estar un mes en casa para escribir, ver películas y leer libros y aquí estoy, haciendo el idiota en instagram. En fin. Me dice S. que está pasando el encierro con su madre mientras su novio está en Murcia. No haré más comentarios. E. está en su villa con su perro y me da una envidia que me como vivo. A J. le vi hace unos meses y tomamos vermut y cervezas y nos reímos mucho. La distancia oceánica nos separa. Dice que está bien aunque preocupado por su madre. Me da que, a estas alturas, todos estamos preocupados por las nuestras. Menos mal que hablo con mi amigo N. y lo lleva todo estupendamente. Por fuera es una piedra dura de Chipiona pero por dentro sé que nos quiere. Jo, la verdad, les echo mucho de menos.

Me cuenta mi amiga J. que fuma de estraperlo en un garaje para que no la vea la policía y la pobre P. no encuentra ni una maldita cerveza en su barrio casi residencial. Que a quién se le ocurre instalarse allí para pasar una cuarentena, pero ella sabrá. ¿Y yo? Pues yo aquí estoy, sin tomar café ni casi cerveza, haciendo ejercicio y escribiendo este diario. A ver si por culpa del coronavirus mi desordenada vida va a terminar más pulcra que nunca. Joder, maldito confinamiento. Y menudo stendhalazo me espera a la salida. Aterrorizado esto de que esto acabe. No digo más.

Foto: Sí, es Jake Gyllenhaal sin camiseta

2 comentarios el “Día 3 – Sin salir y sin cerveza, Confuso empieza a perder la cabeza

  1. alereynal
    18/03/2020

    En estos días de encierro,espero con ganas tu reporte.Me siento tan identificado con vos ,que hasta te puedo decir que he comenzado a amarte.Cuídate mucho que te necesitamos.

  2. Enric
    18/03/2020

    Se me están haciendo indispensables tus crónicas diarias. El tono, la sátira y el ejercicio de reflexión, son estupendos y siempre hacen brotar más de una sonrisa.

    Enhorabuena!

Responder a alereynal Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17/03/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: