EL HOMBRE CONFUSO

Día 2 – ¿Quién me mandaría a mí hacer deporte?

7ef91e8da21ae67792220420895045ac

He caído ante la presión. Tampoco es que haya puesto mucha resistencia. Tanto chulo sin camiseta entrenando en su gigantesco salón que, claro, como para no sentir un poco de remordimiento. ¿No estaré yo desperdiciando la vida? ¿No saldré de esta cuarentena, si es que salgo, con un cuerpecito atrofiado y despojoso? Pues nada, dicho yo hecho. Esta tarde, en cuanto he terminado mis obligaciones laborales he desempolvado mi traje de la ‘ginasia’, como dice mi querido C. Bueno, a ver, en realidad he rebuscado en cajones y armarios hasta encontrar algo parecido a un chandal. Pantalones cortos así como negruzcos, una camiseta de publicidad y calcetines cortitos, porque lo de entrenar -sí, he aprendido la jerga ya- con zapato de ante no lo veo. Siete minutos ha durado el vídeo del chico forzudo. Siete minutos en los que me he acordado de su padre, de su madre, de los míos, de Maite Galdeano y de los dichosos chulos de instagram. Estoy convencido que esta cuarentena es culpa suya. Lo diré aquí y donde haga falta.

Sudoroso y sin aliento he corrido a la ducha como alma que lleva el diablo, no sea que yo, ahora, vaya y me resfríe. Mientras recuperaba la respiración y hacía importantes esfuerzos por no desmayarme, aún he tenido tiempo a contarle a una decena de personas que había hecho una tabla de ejercicios de siete minutos. Espero que juglares y trovadores canten esta gesta cuando el mundo ya no sea mundo y tengan que repoblarlo Rocío Flores y José Antonio Avilés. En pelotas y preocupado por el aspecto terrible que tendrá la humanidad cuando acabe el confinamiento he derramado una lagrimita por las cervezas que no me estoy tomando. Como salga yo de aquí desintoxicado, sin un gramo de grasa y una piel lustrosa y firme, voy a empezar a cagarme en el primero que pille. Ponerte buenorro justo antes de que caiga el meteorito. Eso sí es una broma del destino. Madre mía, creo que el encierro empieza a afectar a mi cordura.

Me cuenta mi amiga P. que tiene a su novio haciendo flexiones como un poseído mientras ella intenta teclear palabras coherentes. El novio de mi amigo K. hace ejercicio en el salón a la luz de los fluorescentes y dice S. que tiene agujetas después de haber estado horas haciendo abdominales y sentadillas. Que si clases de yoga en instagram, que si un instructor dictando movimientos al vecindario desde su balcón, que si coge estas dos garrafas de agua y una botella que tengas medio llena de detergente e improvisa unas rutinas en tu habitación. ¿Pero de verdad la sociedad ha llegado hasta este extremo? Yo que me imaginaba un confinamiento entregado a la reflexión, a las grandes preguntas de la humanidad, dónde vamos, quiénes somos, por qué la gente tiene casas tan grandes si cobran sueldos tan pequeños. Y nada. La gente solo piensa en hacer ejercicio. Nos merecemos una plaga de virus cada mes y medio.

Entre tanta fiebre deportiva no me ha dado tiempo ni a leer una página, ver un capítulo de una serie o ponerme al día de RuPaul. Como esto siga así, termino el encierro con la misma lista de actividades que tenía pendiente. Para que luego hablemos de organizarse mal. Dice B. que ha llegado a tal punto de excitación que empieza a ver factible un encuentro sexual con Kiko Matamoros. Y solo llevamos dos días. Asustado me tiene.

El mocetón de la foto se llama Keaton Subjeck. De nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 16/03/2020 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: