EL HOMBRE CONFUSO

Día 1 – Lléveme a la López Ibor, es donde vivo

LEER-021

Mi amigo B. dice que, a este ritmo, se le va a caer el rabo a cachos para final de la cuarentena. No se me ocurre una forma mejor de empezar este diario de confinamiento. Técnicamente es el día 1 de las restricciones del estado de alarma pero yo llevo ya unos cuantos días sin pisar la calle. Ya saben, estas cosas de estar toqueteando todo en una zona de alto riesgo. En cuanto pude, eché el cerrojo de casa y me dispuse a 1) engordar, 2) hastiarme, 3) odiar a la humanidad, 4) engañarme pensando que estas semanas de encierro iban a ser el momento idóneo para ponerme a escribir esa novela que nunca llega. Y aquí estoy, viendo la tercera de ‘Élite’ con un ojo, actualizando instagram cada medio segundo -¡dónde están las notificaciones!- y pensando memes que resuman lo que se nos viene por delante. Otro éxito de Diario Con(fuso).

En lo que llevo de días bajo el mismo techo me ha dado tiempo ya de hacer, básicamente, nada. Hablando con mi amigo K., que no puede vivir sin pisar la calle y temo que termine asesinando a su novio con sus propias manos, me ha pasado el canal de un señor fuertote y que dice todo el rato ‘madre mía, cómo quema’ -y no, no es porno- para hacer algo de ejercicio en casa. Porque ya se sabe que en los confinamientos uno se une a la masa como quien corre a beberse una cerveza gratis. ¿Qué vas a hacer estas semanas? Leer, ver películas, hacer videochats con ochenta amigos para tomarnos un vermutito y mucho ejercicio que es buenísimo para las defensas. Y yo, viendo vídeos de un apuesto muchacho que grita ‘venga venga así más fuerte’. Y repito, no es porno. Al menos no he llegado al vídeo en que se ducha luego del ejercicio. A ver si lo pillo pronto, porque lo del ejercicio me ha dejado agotado. El verlo, claro.

Como persona que ha estado expuesta a todo tipo de virus, cada día me tomo la temperatura para comprobar con alegría que sigo sin subir una décima. Desayuno bien, cojo el libro que estoy leyendo y lo paseo por casa, me tumbo en el sofá, lo abro y hago como quien no quiere la cosa mientras afano el teléfono de la mesita porque, total, qué es la vida sin emoción. Mi amiga J. al menos tiene una perra que sacar a la calle, la muy granuja. Lo llego a saber y se la robo antes del encierro. Me saltan continuamente vídeos en directo de instagram de cantautores amenizando la espera, los grupos de whatsapps se llenan de chistes que he visto en twitter hace dos días y la gente sale a aplaudir cuando cae la noche. Será que la casa todo lo magnifica pero hasta me ha llegado al corazoncito. Dice W. que mañana lo cambiemos por salir en bolas al balcón a ver si surte el mismo efecto. Aquellos que dispongan de tan preciado bien deberían intentarlo.

No sabía yo si empezar a escribir este diario de confinamiento. Veinte personas de instagram me han convencido a ello. No sé bien cómo terminaré, si lograré acabarlo o caeré en el intento. Si mi salud mental resistirá las semanas que vienen de encierro o si todo terminará antes de lo previsto. Yo, por el momento, no me hago ilusiones. Por cierto, ¿a qué viene que la policía de ‘Élite’ siga ahí tres temporadas después? Si la buena mujer no ha resuelto nunca nada. Madre mía lo que se nos viene encima. Inma Contreras, ahora te entiendo bien. Drama, bebé.

Foto: Paco y Manolo para la revista Leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 15/03/2020 por en Diario de confinamiento, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: