EL HOMBRE CONFUSO

‘Maceta Challenge’ ha llenado mi timeline de paquetes

 

EFyF_DaXoAA3BoY

Se ha llenado twitter de señores agarrándose el paquete. Posiblemente por esta frase ya podrían censurarme en todas las redes sociales. Lleno de desnudos y, a la vez, de pacatería -¿existe este término?-. Así nos va, claro. A lo que iba. Se ha llenado twitter de señores cogiéndose el paquete en plena erección. Lo han intentado también en instagram pero menos a Bad Bunny la cosa no se ha puesto fácil. A la red de las fotos no le gusta especialmente que alguien abuse de tocamientos sexuales. Pese a vivir recomendando a otros señores sin camiseta tirados en el sofá, en la cama, en la playa o donde sea. No hay día en el que mi lupa no aparezca rebosante de maromos. Si esto no es un 2020 en toda regla, no sé qué más necesitamos hacer.

El falocentrismo llegando al mainstream sin sonrojarse. Enormes miembros luchando por romper los escasos pantalones. Ya se sabe que aquí penes medianos o pequeños no hay. Con vigor sacuden su cargamento mientras lo graban con la otra mano. Los suertudos encuentran el mejor ángulo o una mano amiga. Todo con tal de recaudar likes y retuits. Posiblemente el de servidor entre ellos porque, claro, la contradicción no está exenta para nadie. Que es bonito señalar los estereotipos y abolir el patriarcado y sus imposiciones y, a la vez, dejarse seducir por los pectorales turgentes del primero que pasa. Acariciando el scroll con pasión. ‘Hagan lo que digo, no lo que hago’, que rezaba Maggie Smith en la piel de Miss Jean Brodie. Sí, ‘Vigilante’ también ha llegado hasta aquí.

Reconozco que esto de la maceta me ha hecho gracia. Cualquier cosa con tal de dejar las infecciones, el contagio y las consecuencias en un plano más discreto. Vivir pegado a la actualidad resulta terrorífico y agotador. Tanto que incluso unas sacudidas en un pantalón de deporte logran un efecto relajante, placentero, como si la amenaza no llamase a la puerta, como si la incertidumbre no nos mantuviese en un delirante vilo. Tal ve este es el camino que nos espera. Refugiarnos tras una pantalla incluso para los asuntos más nimios. Cerrar la puerta y descargar nuestro cerebro en una máquina y, sí, vivir para siempre. El ansia y el castigo de la humanidad. Pero, ¿cómo he llegado yo hasta aquí tras ver ocho vídeos de tíos sacudiéndose sus genitales?

Tal vez es que tengo miedo. Más del que me atrevo a reproducir en voz alta. Quiero pensar que no pasa nada, que seguiremos, que las cosas terminarán evidenciando lo de siempre. Que continuaré despertándome unos minutos antes de que suene el despertador, que desayunaré medio a oscuras para no molestarte y que se me olvidará de nuevo dejarte esa notita que siempre quiero dejarte. Que me esperarás por las tardes. Que me esperarás siempre. Que cenaremos juntos y te irás a dormir pronto. Que no te gusta que trasnoche tanto pero tampoco puedo evitarlo. Tengo miedo aún sabiendo que estás ahí. Que a tu lado nada malo puede pasarme. Que me falta un poco el aire cada vez que lo pienso.

Y yo creyendo que podría escribir sobre paquetes reventones. Ni los penes acaban con mi melancolía.

Fotos robadas a Gonza Gallego.

Un comentario el “‘Maceta Challenge’ ha llenado mi timeline de paquetes

  1. Victjvhjgff
    21/08/2020

    Hacen falta más fotos de penes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 07/03/2020 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: