EL HOMBRE CONFUSO

Casi un cuento de Navidad (I)

479624_source

No sé muy bien cómo pero he terminado asistiendo a las intimidades de una familia francesa. En realidad sí lo sé pero no voy a dejar que esto arruine un principio. Vivo sus vacaciones, asisto a sus felicitaciones y les acompañado en sus horas más bajas. “El verano no ha sido fácil. Murió el jueves pasado“. Esta frase arrancaba el primero de los correos que empecé a recibir en mi buzón. No tenía ni idea de quiénes eran Paul y Geneviève y por qué me estaban escribiendo pero así comenzó un aventura que continúa a día de hoy y que no deja de provocarme cierto pudor y una importante dosis de curiosidad. La familia Leroux tiene un visitante y nadie parece haberse dado cuenta. Nadie excepto este voyeur carente de moral.

El padre de Patrick acababa de fallecer y los Leroux no podían más que transmitir su pesar a los allegados. “Esperamos veros pronto, aunque estemos cargados de tristeza”. Un nudo en el estómago me impedía borrar el correo que acaba de recibir. Sabía que no debía estar leyendo aquello pero tampoco yo lo había pedido. Paul y Geneviève se habían equivocado y encontrarían el error antes de que se fuese de madre. Alguien respondería extrañado por esa dirección que nadie parecía conocer y me sacaría de la cadena. Tal vez me pedirían disculpas y yo les respondería algo apocado en ese francés que ha conocido tiempos mejores. Nunca ocurrió. Ni lo del mail, ni lo del francés.

El silencio se prolongó durante un mes hasta que Paul y Geneviève volvieron a escribirme. Cada vez éramos más en la lista de destinatarios. “Gracias por todas esas palabras que no hacen más que alentarnos a renovar”. ¿Renovar el qué? ¿Quién les había escrito? Yo solo observaba el devenir. “Ha sido mucho trabajo”. Frederique y Albert les habían cocinado pasta y alguien había hecho un álbum de fotos de su última escapada. Imagino que era la última. No debía haber sido fácil reponerse de la muerte del padre de Patrick. Por mucho que la corrección francesa siempre lo cubra todo con un manto de animada jovialidad.

Intenté escribir cuatro frases para disculparme. “No soy quién estáis pensando“. Volví a optar por el silencio. ¿Cómo frenar este malentendido sin violentarles? Habían pasado ya dos correos y las cosas no parecían ya tan sencillas. “Siento lo del padre de Patrick. Espero que estéis mejor”. No me vi con valor de enviarlo. Pararán. Les advertirán. Se cansarán… No se cansaron. Semanas después ya sabía que Olivier había obtenido su capacitación y la financiación suficiente para continuar su formación. “Empezará el 6 de enero. El lugar no es un sueño pero bueno”. También que Paul había tocado ya la nieve -“yo un poco menos”- y que tenían intención de pasar juntos sus vacaciones navideñas. Porque, sí, llegaba la Navidad.

Empezaron las felicitaciones, los christmas, los dibujos hechos a mano y las referencias a nuestro Salvador. Los Leroux son una familia creyente y practicante. Y tan correcta y atenta como solo pueden serlo en Francia. Jeanne y Jean-Pierre no tardaron en responder con sus deseos de esperanza y felicidad. También lo hizo Bastian con un escueto “gracias por vuestros mensajes”. Está claro que la efusividad de sus primos no era lo que más iba a tener en cuenta. Yves optó por compartir un breve poema mientras Paul y Marie-Pascale habían pasado el cambio de año esquiando y no dudaron en compartir una instantánea de la nieve. Yo solo miraba sin imaginar lo que se avecinaba.

Sonó el timbre de mi portátil. Jeanne había escrito a todos de nuevo. “Gracias Paul por transmitirme todos los mensajes que no había recibido por culpa de un error en la dirección“. Mi corazón dejó de latir. Alguien se había dado cuenta. Me habían pillado observándolo todo. No es que su dirección estuviese mal, es que había terminado siendo la mía. Es espectador desconocido que llevaba meses leyendo cada una de sus palabras. El invitado del que nadie daba cuenta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 05/01/2020 por en Uncategorized.

Navegación

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: