EL HOMBRE CONFUSO

Que la realidad no te arruine un tweet

chris-von-wangenheim-christie-brinkley-and-whiskey-1976

Es el pan de cada día para los que poblamos el mundo de los 140 caracteres. El reino de la información sesgada a consciencia. Que nada nos perturbe nuestra opinión ya formada de antemano -el día que alguien descubra que uno, como el viento, puede cambiar de parecer, ese día…-. Tan solo leemos lo que queremos leer y arremetemos contra aquello que nos contradiga, por mucho que pueda tener razón. Algo parecido a lo que deben sentir los políticos siempre rodeados de aplausos. Una realidad construida a la mayor gloria de su ego. ¿Para qué bajar del pedestal si allí arriba se está mucho mejor? Y encima, con ola de calor. Esto no hay quién no soporte.

Ayer compartía servidor de ustedes un reportaje publicado en un periódico de gran difusión. Bueno, corrijo. Ayer servidor compartía la mitad de dicho reportaje, pues en su versión web -e imagino que en el papel- aparecía dividido en dos. Uno, que tira al monte, se apresuró a leer primero aquella mitad donde aparecía un no solo amigo, sino también una de las personas más cabales que conozco. Llámenme lo que quieran, no me importa. Podría haber compartido ambas partes pero no lo hice. Tampoco pasa nada. No soy un mero altavoz. A las pocas horas, apareció una usuaria para afear el contenido de dicho artículo, sin tener en cuenta que lo que ella buscaba se encontraba en la otra mitad, aquella que no compartí. Presto me dispuse a hacerle llegar este enlace. Doce horas después sigo esperando.

¿Tanto costaba haber reconocido el traspiés? ¿Tan hercúlea era la tarea? ¿Tan vergonzoso el sacrificio? Nadie tiene la obligación de conocer todo lo que pulula por las redes virtuales al minuto. Ni siquiera cuando, como en este caso, había sido uno de los temas del día. La necesidad de inmediatez quema demasiados cartuchos. No seré yo quién la defienda. Pero, ¿y si dar marcha atrás desvirtualiza el discurso? ¿Y si reconocer lo evidente destroza el objetivo? Que la realidad no te arruine un tweet. Resulta mucho más gratuito y efectista señalar con el dedo y dejar que las hordas campen a sus anchas, sin pensar si aquello que señalamos era, de verdad, tan pernicioso. Lo dicho, el pan nuestro de cada día.

Con todo, no pierdo la esperanza. Tampoco vamos a exigir ahora inmediatez en las respuestas. Puede que me equivoque y, al final, todo sea una cuestión de tiempo. Ojalá todo sea, siempre cuestión de tiempo. Incluso hablando de twitter…

Un comentario el “Que la realidad no te arruine un tweet

  1. @WhisteriousFellatio
    23/06/2017

    Me ha encantado este post. Me gusta lo que piensas y cómo lo expresas, tu manera de transmitirlo con esa venerable capacidad de síntesis y esa honda retórica que posees. Este post me resulta diametralmente opuesto a tus tuits tan superficiales y poco interesantes, si aplico mi prisma anti-productos mediaseteros. Necesito importar algunas de tus máximas como “La necesidad de inmediatez quema demasiados cartuchos”, o “Resulta mucho màs gratuito y efectista señalar con el dedo”, como cuando éramos pequeños… Y viendo que ha pasado el tiempo y seguimos comportàndonos como cuando éramos pequeños, tal vez no todo sea cuestión de tiempo (la mala calidad no mejora con el tiempo).

    Pienso como tú, que la necesidad creada de recibir una respuesta inmediata en forma de notificación digital es una pésima adicción a la que nos enfrentamos cada día. Gracias por este post tan magnífico, seguiré leyéndote y tal vez empiece a seguirte en Twitter, porque ahora te miro con otros ojos.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 19/06/2017 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: