EL HOMBRE CONFUSO

Huérfano de lecturas

Siegbert-Homotography-Schiavo-05

Siegbert-Homotography-Schiavo-02

Siegbert-Homotography-Schiavo-07

No he podido terminar la última novela de Spanbauer. Se me ha atragantado. Como ese trozo de carne que te da pena dejar de masticar pero que ya ha perdido todo resquicio de sabor. Y no crean, no tengo muy claro como lidiar con este sentimiento de derrota. Yo quería que me gustase, pero él… Él estaba a otros asuntos. Reconozco que algunos resquicios del tema me repelían -las manías de cada uno-, pero la historia podía ser una de esas que pesan sobre las manos, que dejan una sensación de vacío cuando cierras la última página. Una narrativa compleja, repleta de repeticiones, con saltos, con requiebros, vamos, lo que todo lector avispado está deseando encontrar. Pero no entré. Lo intenté. No lo conseguí. Tal vez no era el momento -no hay que forzar las evidencias-. Tal vez venía de lecturas que me había encantado y ésta no llegó a cumplir mis esperanzas. No pasa nada. ¡Será por libros! Pero, claro, ahí me tienen, mordisqueándome los dedos ante la imposibilidad de escalar el muro. Joder, yo que me consideraba entrenado…

Ahora, claro, me siento huérfano de lecturas. He caído en uno de esos bestseller que, de vez en cuando, me gusta llevarme a la boca -ninguna expresión tan horrible como ésta-. ¿Acaso debemos darle la espalda al mainstream por ser eso, puro mainstream? Picotear de cada esquina es un placer tan grande como masturbarse una calurosa tarde de verano mientras la brisa -y los sonidos- se cuelan a través de la ventana. Lástima que, a veces, el proceso sea más placentero que la culminación. Lástima que, a veces, se te escape la corrida a deshora y no amortices el tiempo que llevas dedicándote. Con la literatura ocurre lo mismo. ¿Ven? Las horas de sueño que me faltan por culpa de terminar y comenzar textos acaban pasándome factura. Símiles con sexo. Pensaré que, en lugar de una debilidad, es un paso más hacia la carrera de columnista. Nótese el ‘joder’ de antes. Si es que reúno todos los requisitos. Tan solo falta que alguien me descubra.

Deben creer ustedes, en su infinita y bondadosa ignorancia, que la tarea de escribir es algo gratificante. Un esfuerzo mental para domar las palabras y conseguir que lo difícil parezca fácil. No hay nada como mitificar las cosas. Deberían ver las pintas de cualquiera que trabaje desde su casa delante de una pantalla de ordenador. Deberían ver también su cuenta corriente. Lo peor es que los mismos que aporrean las teclas han decidido también considerarse semideidades, héroes mitológicos de los que depende el buen funcionamiento del mundo. Romanticismo laboral. Desconfíen de aquellos que pasen más tiempo analizando las consecuencias de su trabajo que trabajando. De ellos será el reino de los egos. Pasen menos tiempo señalando lo que otros hacen mal y échense un vistazo a sus propias existencias. Igual se sorprenden. Yo, desde luego, lo hago a menudo. Así me va. No debería darles consejos de nada.

Leía, hace poco -no sé cuando, no sé donde-, que los periodistas escriben, en primer lugar, para los otros periodistas. Luego ya vienen los lectores anónimos. Los que tenemos un blog lo hacemos directamente para nosotros mismos. Una autofelación en toda regla. ¿Otra vez los símiles sexuales? Miren, mejor me voy, que esto no puede ser.

En las imágenes, Siegbert por Sam Scott Schiavo.

Un comentario el “Huérfano de lecturas

  1. Eduardo
    11/06/2016

    Hola. Pues no te preocupes….Spanbauer es un coñazo. Tiene buenas intenciones pero sus novelas no remontan, se quedan dando vueltas y no llegan a ningún lado.
    Pero de todos modos las leo, que al fin y al cabo, como tu dices, siempre estamos un poco huérfanos de literatura gay.
    De lo último que leí me gustó mucho Para acabar con Eddy Bellegueule, de Édouard Louis. Sequita, real, muy recomendable.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10/06/2016 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: