EL HOMBRE CONFUSO

¿Te va bien?

Roy-Brackpool-Homotography-Scallywag-Fox-4

Roy-Brackpool-Homotography-Scallywag-Fox-5

Roy-Brackpool-Homotography-Scallywag-Fox-1

Roy-Brackpool-Homotography-Scallywag-Fox-2

Roy-Brackpool-Homotography-Scallywag-Fox-3

Llegaba media hora tarde. Lo sabía y se lamentaba. Sabía que la noche anterior se le había ido de las manos, que no se había acordado de poner el despertador en hora y que, en realidad, tampoco le había importado. Los remordimientos, como siempre, no aparecen hasta que es demasiado tarde. Sin prisas buscó las zapatillas que recordaba haber apartado de un empujón. Descorrió las cortinas, aspiró el aire limpio que entraba a través de una rendija y se dirigió a la ducha. ¿Qué excusa pondría esta vez? Lo de quedarse hasta tarde trabajando ya no iba a funcionar. Tal vez un dolor de estómago. Sabría que estaba mintiendo aunque nunca lo reconocería. Siempre lo sabía y nunca decía nada. Encendió el agua caliente, recortó las canas que se asomaban en la barba con unas tijeras diminutas y trató, en vano, de exprimir el poco contenido que quedaba de aquel sérum que compró cuando todavía tenía dinero. Escuchó varios pitidos del teléfono mientras entraba en la ducha. ‘Sí, ya sé que llego tarde, ¿y?’. En el fondo, deseaba que le pagaran con su misma moneda. Llegar al restaurante y que no hubiese nadie esperándole. Se lo merecía. Sería la mejor forma de redimir su culpa.

Dejó correr el agua hasta notar el vapor ardiente. Se chamuscó la piel y frotó con insistencia. Tal vez así conseguiría deshacerse de las células muertas y volvería a sentirse joven. Se enjabonó cuerpo y cabello con el mismo gel, volvió a meterse debajo del chorro de agua y espero a que la espuma se fuese sola. Buscó a tientas la toalla sin esperar a cerrar el grifo y salió de la bañera. Nunca le había gustado lo de perder tiempo en el baño. Si pudiese, de hecho, no volvería a ducharse jamás. Siempre hay algo mejor que hacer. Limpió el espejo con la mano y se lavó los dientes a toda velocidad. Volvía a escuchar los ruidos del teléfono de fondo. O tal vez era su imaginación. Se puso de puntillas para verse de cuerpo entero. Todavía aparentaba la edad que realmente tenía. Tampoco podía aspirar a mucho más con ese ritmo de vida. Instintivamente, su erección golpeó el mármol de la pila. Era un acto reflejo que nunca había podido controlar. Ocurría cada vez que se desnudaba. Pensó en aprovechar el momento pero llegaba tarde. ‘Casi una hora’, se repitió en voz alta. ‘Pero, ¿y qué?’. La cogió con fuerza y empezó a masturbarse con ansia. Repasó mentalmente las últimas fotos que le habían mandado por instagram y en pocos minutos eyaculó. Se sintió sucio, pero ya estaba acostumbrado.

Rebuscó en la montaña de ropa que tenía encima de la mesa hasta encontrar algo que parecía estar presentable. Consiguió combinar unos pantalones con una camisa y le añadió unos calzoncillos viejos y un par de calcetines que no formaban conjunto. Chaqueta, zapatos, llaves, móvil y un gorro. Lo de salir a la calle con el pelo mojado ya le parecía demasiado. Corrió escaleras abajo, temiendo tropezar y perder algún diente por el camino. Paró en el cajero. Ya que llegaba tarde, al menos, hacerlo con dinero en bolsillo. Vio por el rabillo del ojo cómo el autobús que debía coger giraba la esquina de su calle. Sin tiempo a guardarse la cartera, arrancó a correr, sujetándose los pantalones para no perderlos y esquivando a los transeúntes que permanecían ajenos a todos sus problemas. ‘Lo he conseguido’. Encontró asiento en la última fila y, por fin, respiró tranquilo. Encendió la pantalla del teléfono mientras las palpitaciones se le agolpaban el pecho. La había fastidiado ya demasiadas veces. Comenzaba a convertirse en ese tipo de persona. Ese que siempre había odiado. Los pitidos resonaban en el autobús. O tal vez en su cabeza. ‘Te he llamado varias veces pero no respondes. Hoy no puedo. Nos vemos mañana. ¿Te va bien?’.

Roy Brackpool fotografiado por Scallywag Fox.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 16/01/2016 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: