EL HOMBRE CONFUSO

Entrevistas confusas: Carles Suñé (y su barba)

11144075_10206730734053574_4963222317832920272_n

Si a estas alturas alguien se sorprendiera por mi afición a las barbas caería en una depresión de la que me resultaría casi imposible salir. Llevar diez años alabando el uso y disfrute del vello facial y corporal y condenando con dedo acusador cualquier tipo de depilación y rasurado deben haber tenido su efecto en el público visitante -o así lo espero-. De ahí que la conexión entre el blog confuso y No sin mi barba fuese más que natural. Pero, claro, el riesgo de la vida real también existe en la virtual. ¿Y si detrás de la barba hay un ser con el que nada tengo que ver? No sería la primera vez que nos dejamos llevar por el sexappeal y el resultado termina siendo desastroso. Nada que ver con Carles Suñé, claro. La mente pensante detrás de la barba consiguió convencerme desde el primer minuto. ¿Cómo alguien brillante e ingenioso tiene que reinventarse tan constantemente? No sin mi barba nació en un momento de falta de oportunidades laborales y de desubicación geográfica -y puede que personal, pero eso ya es cosecha propia-. De la nada ha conseguido colarse en casi todos los hogares aficionados a la barba del país. Hablando con él no dejo de preguntarme como la sociedad no es generosa con la gente que se lo merece y, en cambio, aúpa al que menos lo necesita. Esa es la crisis verdadera y no la del dinero. En fin, a lo que iba.

Seguro que están ya hartos de barbas. La culpa es de los medios. Carentes de ideas y siempre buscando el contenido efímero, han conseguido quemar cualquier tema relacionado con el vello facial. Ahora les toca descansar y enarbolar la bandera del afeitado -ya hay revistas que lo han hecho, con argumentos un tanto peregrinos, por cierto-. No es momento para la lástima, que quede claro. Las barbas van a continuar. Esta veda en la que hemos estado instalados ha hecho que la sociedad se relaje, que las madres dejen de acosar a sus hijos para que se afeiten y acepten que con barba están más guapos. Algunas se irán, sí, las mismas que están ya cortándose el moño y volviendo a las mechas noventeras, pero esas nos interesan bien poco. De esto y todo hablo con Carles mientras, claro, nos atusamos la barba y presumimos de los beneficios físicos de las testosterona -que ya nos causa bastantes quebraderos de cabeza-. Exfoliar, lavar y acondicionar. No lo olviden.

¿Por qué alguien se atreve a afirmar que una barba tiene tantas bacterias como un wáter y nadie dice nada sobre las melenas largas?

Te respondo con una pregunta: ¿A cuántas marcas les puede interesar que la gente tenga el pelo corto? Ninguna o muy pocas, ¿verdad? A más cantidad de pelo, mayor la cantidad que se use de champú, suavizantes, etc. En el caso de la barba, el boom actual ha favorecido a muchos negocios, desde las barberías hasta las empresas cosméticas que crean productos para cuidar la barba, pero también ha puteado a muchas otras, fabricantes de maquinillas, de espuma de afeitar, etc. Esos estudios surgen de intereses empresariales y hay que cogérselos con pinzas. La barba es tan sucia o tan limpia como cada cuál quiera que sea.

¿Las barbas han terminado para el mainstream, como aseguraba hace poco una revista?

Es posible que estemos asistiendo al ocaso de las barbas para el mainstream, sí. Este boom de la barba que vivimos y hemos vivido no es más que una moda pasajera, una tendencia que ha asomado la cabeza durante unos años y se desvanece de nuevo. No pretendo criminalizarlo para nada, el mundo es así. Se alimenta de cosas efímeras. Es innegable que este período de moda ha ayudado a la normalización de la barba y a quitar el estigma del falso binomio barbudo-guarro. Ahora es cuando No sin mi barba toma más sentido, porque la premisa de la que partimos es que la barba es más que un elemento de quita-y-pon, es algo que llevamos porque nos define e identifica.

No sin mi barba se ha convertido ya en una institución. ¿Para cuándo una gala de Premios NSMB a las mejores barbas nacionales?

Gracias por el piropo. Pues la verdad es que siempre me ronda por la cabeza de hacer cosas más terrenales y no tan virtuales. Quitando algunas presentaciones y la publicación del libro no hemos hecho muchas cosas offline. La verdad es que me falta pasta y estructura para hacerlo pero me encantaría. Y sobretodo unos premios NSMB, me fliparía. ¡Si hay algún sponsor que se ponga en contacto conmigo!

¿Y quién se llevaría el galardón?

Hay un tío que tiene un rollo tan guay, que nada tiene que envidiar a los consagrados barbudos de la élite mundial. Es Edwar Tiger, un andorrano que lo está petando mucho.

En España no debe quedar ningún barbudo sin su libro de No sin mi barba. ¿Cuál es la foto/anécdota más extraña que te ha ocurrido desde la publicación?

Pues me pasó hace muy pocos días. Estamos mi madre, mi pareja, mi hermano, su pareja y yo, tomando un café en una estación de autobuses rodeados de una carretera inmensa. De golpe, un coche se para, pone los intermitentes y baja una chica que viene corriendo hacia donde estamos, saltando una cuneta y agarrada a unas vallas que nos separaban de la carretera. La chica grita ‘¡Carles Suñé, Carles Suñé! ¡De No sin mi barba! Soy “Menganita” que te sigo en Facebook!’. Nos quedamos locos con el tema. En ese momento estaba en plena discusión con mi hermano, a grito pelado, y tuve que despedirme amablemente de ella… Luego le escribí para pedir disculpas. Así, del tirón, no tiene ni puta gracia el tema, pero flipé.

Después del libro, ¿qué retos te planteas para los próximos meses?

Lo cierto es que me cuesta un poco la palabra “después” porque creo que aún estamos en el “mientras” con el libro. Se sigue moviendo el tema y seguro que habrá algunas sorpresas al respecto. No quiero darlo por finiquitado aún. Pero sí que me he planteado, tras unas semanas de inactividad y reflexión, cambiar un poco el planteamiento del portal, mejorarlo, introducir novedades y sobretodo forjar un poco más la marca No sin mi barba, que aunque a veces me cueste creerlo tiene mucho tirón.

11017850_10152794692999109_921667882578085407_n

En la foto, Alfonso Casas, el ilustrador del libro

El blog comienza por interés personal y también por falta de oportunidades laborales. ¿Cómo ves el mundo del periodismo ahora mismo?

El patio está muy chungo, en el periodismo y fuera de él. Quizás a los periodistas no nos pilla tan de nuevas porque siempre hemos tenido que ir buscándonos la vida cómo mejor hemos querido o podido. Siempre tuve claro que el éxito profesional no me lo iba a regalar ni a ofrecer nadie, y que o te mojas el culo o te quedas sin peces. En este caso la jugada no me ha salido mal y lo atribuyo a la constancia, la ilusión, el trabajo y mucha suerte.

Si tuvieses que comenzar tu propio medio, tu propia empresa, ¿qué harías? ¿Cómo te lo plantearías?

No creo que sea ejemplo de nada, pero la verdad es que como me he planteado las cosas hasta el momento no me ha ido mal. Al contrario de todo lo que prodigan los manuales de marketing, etc., no he hecho ningún estudio de mercado a la hora de abrir la que considero mi medio, mi empresa, mi marca No sin mi barba. Es una mezcla de sentido común, voluntad, interés por lo que haces, que te identifiques con todo lo que publicas, ver que a otros le interesa… Pero lo más importante es contar con gente válida, gente que te respalde, que apoye tus ideas, que trabajen contigo cuando lo necesitas… y no nos engañemos, se necesita pasta.

Sabes que eres un sex symbol, ¿no?

(Risas) Ni lo sé ni creo que lo sea, la verdad. Entiendo que puede existir a quién le atraiga pero no me considero para nada un referente físico o sexual. Soy normalito, con mis kilos, mis pelos por todos lados, mis dientes de hámster… Uno más del montón. ¡Pero todo piropo es bien recibido!

¿Te veremos en el elenco de un futuro calendario de No sin mi barba?

¡Por supuesto! Soy la cara visible de No sin mi barba, para las hostias y para los besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 16/09/2015 por en Entrevistas confusas.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: