EL HOMBRE CONFUSO

Capucine

capucine-her-perfect-bone-structure-she-successfully-transitioned-from-modeling-to-acting-starring-opposite-peter-sellers-in-the-pink-panther-evening-standart

Tengo claro que cualquier texto que no vaya encabezado por un hombre atractivo y semidesnudo está destinado al fracaso. No pasa nada, para estas cosas está el placer, para dar rienda suelta a lo que uno quiere y no mirar qué opinan los demás. Como si alguna vez nos hubiese importado. En fin. Sin pretenderlo, no podría haber encontrado una forma mejor de empezar a hablar de Capucine. Nadie ha sabido mezclar la vulnerabilidad y la sensualidad con tanta soltura, nadie ha conseguido igualar su estructura ósea delante de la cámara. Criada en el seno de las mejores firmas de moda, quiso ser actriz y lo consiguió, a pesar de que muy pocos accedieron a tomársela en serio. Y parecía que poco le importaba, pero no era así. Capucine pecó de belleza y no se le perdonó. Vivió rodeada de misterio, cargó con mil y un rumores, compartió confidencias con Audrey Hepburn y acabó saltando al vacío tras muchos años sumergida en una profunda depresión. Un final tan amargo como el olvido al que le ha condenado la historia. ¿Demasiado outsider para formar parte del Hollywood dorado? Somos tan injustos cuando nos lo proponemos…

Mi amor por Capucine se sostiene, más allá de los que son considerados como sus grandes papeles, en algo tan sencillo como La pantera rosa. Podría cerrar los ojos y rememorar cada una de sus escenas, desde la llegada al hotel con sus maletas, los tormentos que le hace pasar a su marido -el famoso inspector Clouseau- para poder quedarse sola en la habitación, sus escapadas por la nieve o el encuentro en el bar con enredo familiar incluido, aunque mi favorito siempre será el cambio de ropa en el ascensor. Pura magia escondida en un diminuto bolso. A lo largo de la película, cada una de sus miradas consigue traspasar la pantalla, desvelando una personalidad que era imposible de contener. Recuerdo verla de pequeño y quedarme prendado de esa misteriosa mujer que acaparaba todos los planos y le robaba protagonismo a la que debía ser ‘la guapa oficial’, Claudia Cardinale -aunque con un ojo también me fijaba en Robert Wagner, al que encontraba extrañamente guapo y ahora sé porqué-. Cuando descubrí que, además, se llamaba Capucine, ya no pude más que seguirle la pista. Y hasta hoy.

En mis pensamientos inútiles, imagino un mundo en el que se obvie la actualidad para dar cabida a otro tipo de historias. Recuerdos que no pasen por la cantidad de Oscars, los récords de taquilla o las modas, siempre hambrientas de nuevos iconos que devorar, y se fijen en pequeños detalles. Notas de luz entre la marea informativa que nos agota. Toda previsible, toda prescindible. ¿Algún día cambiarán los patrones? ¿Nos daremos cuenta del error tan fundamental en el que estamos cayendo? Yo, sinceramente, estoy a punto de tirar la toalla. Ustedes no lo hagan, por favor. Alguien tiene que mantener viva la esperanza. Si no lo hacen por mí, háganlo por Capucine. Se lo merece.

2 comentarios el “Capucine

  1. Mr. Cal
    04/04/2015

    Que maravillosa Capucine, y como me ha gustado que la hayas recordado… En un mundo donde la vulgaridad nos rodea por todas partes, se echa de menos tanto a seres como ella… Aunque supongo que al mundo le importa bien poco su ausencia.

  2. Max
    04/04/2015

    Mira que a veces leo tus posts encabezados con hombres semidesnudos, aunque siempre cotilleo tu IG sin seguirlo porque estoy más al fondo del armario de lo que olvidada parece estar esta señora de la que hoy nos hablas y que yo no conocía. Pero hoy te comento, porque tu reflexión me ha llegado.
    Investigaré a Capucine, a ver si quedo tan fascinado como tú. A ver si puedo poner mi granito para recuperar recuerdos perdidos.

    Gracias por tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 03/04/2015 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: