EL HOMBRE CONFUSO

#EllosSonElPresenteTúNoYoTampoco

0606141

0606142

0606143

0606144

Ha llegado un punto en que desconfío de todo. Pero de todo lo que se puedan imaginar. Ya me da igual que se trate de noticias contrastadas, de rumores sin fundamento o de opiniones lanzadas en la calle sin ningún tipo de coherencia, simplemente, no me creo nada. Pueden venir a hablarme del futuro, de las consecuencias del presente o de la herencia del pasado, me da igual, todo lo que salga por sus bocas va a estar sometido a una abundante dosis de incredulidad y un largo tiempo de espera en el cajón ese que todos tenemos en el cerebro donde acumulamos chismes que no terminamos de creernos. Y a este punto he llegado por culpa de la sociedad de la información y el bienestar. Cada movimiento que tenga una mínima repercusión social acaba siendo comprendido desde puntos de vista meramente económicos o de impacto en el mercado, y claro, eso me ha llevado a pensar que todo el mundo se mueve por el mismo interés y que no hay que tomarse en serio nada de lo que se diga. Sí, sé que generalizo peligrosamente -deberían estar acostumbrados, ya que lo hago siempre-, pero ha habido tantas ocasiones en que mi pobre y esperanzada inocencia ha terminado víctima de un complot publicitario que, ahora, más vale curarse en salud y ponerlo todo en duda.

Les enumeraría algunos de los hechos que no tengo nada claros, pero tampoco piensen que he venido aquí a polemizar. Nada me aburre tanto como tener que explicar mis opiniones en entornos que únicamente quieren la polémica por la polémica, sin ningún ápice de comprensión, entendimiento y empatía. Vamos, en las redes sociales. Prueben a tratar de razonar en twitter y luego vengan a contarme su experiencia. Si han conseguido no ponerse histéricos en el segundo tuit, cuando ven que nada de lo que puedan argumentar cabe en 140 caracteres, abriré un change.org para que les den un premio a la deportividad. Serán mis héroes. Mientras tanto yo sigo dándole vueltas al asunto de la portada de El Jueves, al cambio de rumbo de El País y al supuesto éxito profesional de María Jesús Ruiz más allá de nuestras fronteras. Detrás de cada uno de estos hechos veo puntos negros, asuntos turbios y una gran dosis de información oculta. Y no es que quiera que ahora salgan a la luz los detalles más íntimos de todo tipo de negociación, pero me resulta imposible tragarme nada si no conozco, al menos, cómo se ha gestado. Y puede que el problema lo tenga yo -puede no, vamos, seguro que lo tengo yo- que me resisto a creer que haya gente tan tonta y con tanto poder en las manos. Y sí, también entra en ese cupo María Jesús Ruiz. ¿O acaso conocen a alguien más conocimiento de la vida? Yo a nadie. Se lo juro.

Hace poco, mi querido Sr. Q., esa mente pensante que se escondía detrás del mejor blog que ha parido la blogosfera -sea eso lo que sea-, y que ahora comparte talento a través de la selección de imágenes más loca y coherente del mundo, creaba un hashtag tan maravilloso que debería convertirse en el único hashtag definitivo: #EllosSonElPresenteTúNoYoTampoco. Y es que en eso se ha convertido la sociedad actual. Dejémonos de mirarnos el ombligo, de hablar tanto de nosotros mismos, de comenzar cada frase que compartimos en las redes sociales con un “yo”. Asumámoslo, no somos importantes. El mundo pertenece a todos esos hombres y mujeres que han decidido abandonar su condición de ser humano para convertirse en auténticos ser de luz. Donatella Versace, Isabel Preysler, Bruce Jenner, Dolly Parton, Naty Abascal, la mismísima María Jesús Ruiz dentro de un par de años, entes que han sabido crear una nueva especie y que vivirán para siempre mientras los demás desapareceremos entre polvo y paja. ¿Como quieren que no desconfíe de todo si existen estos seres en la Tierra? La mera presencia de una Madonna más joven que Katy Perry pese a los 30 años que las separan invalida cualquier razonamiento que puedan esgrimir. El mundo no grita podemos. ¡El mundo grita mutemos!

¿Y qué tienen que ver las fotos en plan deportista? Pues nada, pero son de Terry Richardson con Fernanda Lima y tiene un fondo verde bien bonito. Y, total, si se aburren de verlas, pueden leer aquí una disertación incendiaria sobre el arte y aquí el repaso semanal a las revistas del corazón. Por si no tienen nada que hacer y eso.

Un comentario el “#EllosSonElPresenteTúNoYoTampoco

  1. Antonio H
    06/06/2014

    Uy qué grande, oiga. Tiene usted más razón que un santo, pero yo, que soy mucho de quedarme en la superficie y que el conocimiento no me pille ni de refilón, me he quedado con esta frase: “me resulta imposible tragarme nada si no conozco, al menos, cómo se ha gestado”. Dogma de fe, dogma de vida.
    Mutemos todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 06/06/2014 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: