EL HOMBRE CONFUSO

Te quiero, la culpa es mía

Factory

La culpa la tienen ustedes. Asúmanlo. Ustedes han arruinado la carrera cinematográfica de Audrey Hepburn, ustedes quisieron convertir a Marilyn en un adorno para saleros, almohadas y cortinas de baño, ustedes decidieron que las grandes actrices de Hollywood estaban mejor protagonizando sus bolsos de pésima calidad -y peor olor- que siendo recordadas por su trabajo. Vinieron las malenis y se cargaron Desayuno con diamantes, convirtiendo a la prostituta Holly en un símbolo de candor, elegancia y sensibilidad. Poco importaba que viviera en un mundo irreal o que ganara dinero siendo chuleada por gángsters que estaban en la cárcel, las malenis se quedaron con lo que quisieron y arruinaron su imagen. ¿Quién se atreve ahora a decir que es fan de Audrey? ¿A quién no se le han puesto los pelos como escarpias con su interpretación en Sola en la oscuridad? ¿Quién no ha disfrutado con Charada? ¿Quién no piensa que Dos en la carretera tiene una fotografía estupenda pero un ritmo nefasto? Ser fan en la intimidad por el miedo al qué dirán. Y si no tenían bastante con Audrey, también quisieron arruinar a Marilyn. La rubia de Hollywood -con perdón de Jean Harlow- dejó sus inseguridades, sus pastillas para dormir y su ropa interior en la nevera para pasar a ser un icono del trapillo. Y por si faltaba poco, encima, nos atrevemos a decir que era mala actriz. Frases de 0’60. No me hagan hablar de malas actrices, déjenme hablar de Marilyn. Vean Niagara y opinen. Pero véanla, no hagan como que se conocen su filmografía porque tienen una lámina popart enmarcada en su salón. Lean a Capote y muéranse del gusto.

El ansia de fagocitar iconos es insaciable. Esperen a que el gran público descubra a Bowie y lo del rayo Stardust va a quedar en nada. ¿Cómo creen que se siente alguien que adora a Warhol y que vive en la sombra? Grupos de amigos que por creerse excéntricos ya se denominan como la nueva Factory. Ver una travesti y decir que parece una película de Almodóvar. Más frases de 0’60. Pensar que el popart es ponerle unos colores a cualquier foto, creer que por saber quién es Joe Dallessandro uno ya es un experto en el tema. Y encima, luego, llegó Lady Gaga. Vivir con el miedo permanente a que algo salte al mainstream. Guardar celosamente un muro de grandes pecadores y confiar en que la sociedad nunca descubra a Barbara Steele. Pensar que la culpa es toda suya, sí, suya, de los que no han entendido como funciona la sociedad, de los diseñadores que faltos de ideas deciden estampar lo que no debían estampar, de los publicistas que rescatan imágenes, las mezclan con otras y creen haber descubierto la pólvora y de Lady Gaga, claro. Ahora todo es culpa de Lady Gaga. Y lo peor de todo es que si Warhol volviera del más allá, estaría encantado con su explosión de cuadros, siempre que pudiera sacare algún rendimiento económico. Menos mal que esto, por el momento, no va a pasar. No hasta que las blogueras dominen los poderes de la ouija. Entonces, sí, todos estaremos muertos.

Y si alguien no ha caído, arriba un fragmento de una de mis fotografías favoritas de la historia de la fotografía. Ahora que venga alguien y se hagan un bolso con ella, a ver si tiene huevos.

3 comentarios el “Te quiero, la culpa es mía

  1. fersitu
    07/12/2013

    No des ideas Confuso, no las des. Que los coolhunters están en un lateral escondidos buscando el siguiente paso… ¡No les dejes el trabajo fácil!

  2. Miss Malemort
    08/12/2013

    Iconos del trapillo. Me ha encantado.

  3. Estás sembrado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 07/12/2013 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: