EL HOMBRE CONFUSO

Manténganse confusamente en forma

GuiseNo2-20a

GuiseNo2-20b

GuiseNo2-20c

Quítenle el polvo a sus mancuernas, sáquenle lustre a las zapatillas de deporte, tonifiquen sus músculos, embadúrnense el cuerpo de crema reparadora, háganse unos retoques en la cara, infíltrense vitaminas, prueben los hilos de oro, aplíquense la mascarilla capilar, las rodajas de pepino en los ojos y rásquense el bolsillo para el blanqueamiento dental. Empieza la operación invierno en el blog confuso. Ustedes pensarán que no hace falta, que con el frío -si es que en algún momento va a hacer frío de verdad- todo se disimula. Las ventajas de la ropa de abrigo, pensarán, pero están equivocados. En verano, lo que se ve es lo que hay, no hay lugar para trucos o camuflajes, o al menos, no demasiado, pero en invierno las sorpresas están a la vuelta de la esquina. Piensen que debajo de toda esa ropa hay un cuerpo. Cuídenlo, ámenlo, disfrútenlo. Es un consejo que les doy desde del patetismo que otorga un resfriado. Sean curiosos y pulcros, arreglen sin recortar, exfolien, hidraten y coman verduras. Sus amantes se lo agradecerán, y ustedes mismos también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 01/11/2013 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: