EL HOMBRE CONFUSO

Barquilla Maravilla

antoniamagcover38-s

antoniamagcover38-n

Dejen que me ponga sentimental. Cuando empecé con este blog, hace ya más de siete años, todavía no se había hinchado la burbuja bloguera como ahora. Tampoco diré que no hubiera unos cuantos, pero, desde luego, no habíamos llegado al punto de saturar el mercado virtual con blogs clónicos que lo único que buscan es encontrar la fama, aún sin darse cuenta de que la fama hace tiempo que abandonó el mundo bloguer. En fin, a lo que iba. En aquel momento las cosas eran diferentes. No había egobloguers, no había eventos, no había twitter y nada hacía pensar que sentarte delante de la pantalla durante unas horas al día iba a generarte algo más que satisfacción personal y una forma sencilla de plasmar las cosas que pasaban por tu cabeza, sin saber si al otro lado había alguien que quisiera leerlas. No diré que aquel tiempo era mejor, pues realmente no creo que lo fuera, pero ya saben que el sentimentalismo no entiende de razones. Como les decía, en aquel momento había grandes estrellas, blogs que todo el mundo consultaba, como el de Popy Blasco o un poco después el de Diana Aller, y unos cuantos que hacíamos lo que nos daba la gana y vivíamos al margen de todo. Aparecieron entonces algunos de los blogs que con el tiempo se han convertido en míticos -la mayoría por haber desaparecido, también hay que decirlo-, y empezaba a construirse lo que años después se volvería en una locura. ¿Quién nos iba a decir que las actrices, los toreros y las editoras de moda acabarían abriéndose un blog para contarnos lo que comen cada mañana? Yo, de hecho, lo escribo y no me lo creo.

Este pequeño universo virtual hace mucho que terminó. Puede pensarse que más que desaparecer, se ha transformado en algo diferente, en un conjunto de perfiles en redes sociales y colaboraciones puntuales que nos hacen creer que sí, pero al final, es no. Y prueba de ello es la emoción que me ha generado la publicación del nuevo número de Antonia Magazine. Con la excusa de hablar de las musas, Lucio Chiné, autor de uno de los blogs míticos de los que hablaba antes, ha reunido en este número de octubre a lo mejor que ha parido la blogosfera -que horror de palabra- española. Sé que voy a ser parcial y me dejaré muchos nombres fuera, pero reunir en una misma publicación a Di Por Dior, hablando de Suzy Menkes, al Sr. Q de la época pre-Puticlub, escribiendo una de sus larguísimas entradas sobre Helmut Newton, a Raquel Gratistotal haciendo lo propio con Marie Amelie Sauvé, musa de Ghesquière, al desaparecido Alterego hablando de las musas invisibles y al mismísimo Lucio hablando de Helena Barquilla, imagen, además, de la portada, es algo que no va a repetirse en mucho tiempo. Posiblemente, nunca lo haga. Y yo me siento muy orgulloso de haber podido participar. Aunque parezca increíble, hay cosas que no se pagan con dinero, y esta ha sido una de ellas.

Cuando Lucio me preguntó cuál era mi musa más musa de todos los tiempos, me pasó lo mismo que al Sr. Q., no supe que responder. Intenten poner su mente en blanco y elijan a alguien que les haya influenciado durante toda su vida, solo a una persona, y verán la dificultad que entraña. Dos nombres pasaron inmediatamente por mi cabeza -ahora mismo serían dos diferentes, y si me lo preguntan mañana, otros dos-, Catherine Deneuve y Grace Jones. Para que luego la gente se pregunte que porqué me llamo el hombre confuso… De las dos elegí a Grace Jones. Catherine fue la cabecera de este blog durante muchísimo tiempo, tanto en la época blogspot como en esta de wordpress, así que ya había tenido suficiente protagonismo. Decidí que no quería escribir un artículo diciendo lo maravillosa que era y es Grace Jones, porque eso salta a la vista incluso para aquellos que piensan que la negra más famosa de la historia ha sido Naomi Campbell. Si verdaderamente quería que fuera un homenaje a la musa tenía que hacer lo que realmente me hubiera gustado hacer, reunirme con ella y pasar un día en la vida de Grace Jones. Y así lo hice, al menos, en mi cabeza.

Un comentario el “Barquilla Maravilla

  1. Lee Van Cleef
    04/10/2013

    Confu que razón tienes. Te admiro por tu constancia y a veces me siento mal x el mio, que empezo con ganas pero que la inconstancia, el desanimo, el poco tiempo libre y el virus en el que se ha convertido la blogosfera que no me gusta nada, me fueron quitando la ilusion por seguir escribiendo.

    Lee (Luna)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 03/10/2013 por en Colaboraciones confusas, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: