EL HOMBRE CONFUSO

El chiringuito de DSquared2

dsquared2_5032_950x510

No tengo por costumbre repasar todos y cada uno de los desfiles que se presentan en las diversas semanas de la moda -bueno, en las de primera línea se sobreentiende-. Me parece una tarea agotadora, poco agradecida y, hablemos claro, no trabajo en ningún medio que me lo exija. De ser así, pasaría largas noches en vela saltando de galería en galería, de vídeo en streaming a vídeo en streaming. Cuando las cosas se hacen, hay que hacerlas bien. Yo me conformo con ver las cosas que me interesan, echar un vistazo a las miniaturas y pinchar en lo que llama mi atención, que, la verdad, suele ser poco. Me imagino a las pobre blogueras de moda tomando notas en sus cuadernos, haciendo comparativas, buscando reminiscencias en las colecciones de los grandes diseñadores… Ah, no, que las blogueras de moda se contentan con ir a cualquier cadena de ropa low cost, comprarse cuatro cosas, hacerse cuatro fotos y ponerlas en su página. Deberían llamarse “blogueras de la moda de una misma“, porque al fin y al cabo es lo que promocionan. Ellas son el producto que ofertan. Su estilo (o la falta de), su talento a la hora de combinar cosas y su capacidad para atraer la atención del público. Yo no soy periodista pero siempre he tenido entendido que lo importante no es la persona que transmite, sino aquello que es transmitido. Entonces, ¿a mí que me importa lo que lleve una muchacha, o muchacho, cualquiera en una ciudad cualquiera de un país cualquiera? No sé, no entiendo nada. En fin, a lo que iba.

Me encontraba yo oteando las cosas que se habían presentado en Milán cuando algo me conquistó el corazón. Un grupo de modelos con vestidos cortos y colores llamativos esperaba en un chiringuito de madera a que empezara el desfile. Dentro, los diseñadores gemelos de DSquared2 les preparaban cócteles. Claro, tuve que pinchar rápidamente. Y cuál fue mi sorpresa al encontrarme la colección que más me ha gustado de lo que llevo de septiembre. Alguno se llevará las manos a la cabeza, pero que no se precipiten, voy a dar mis motivos:

i) Se trata de una colección coherente, desde la primera pieza a la última. Estoy aburrido de ver batiburrillos de tres o cuatro ideas que, por separado, no dan para un desfile pero juntas sí, o eso creen los diseñadores.

ii) La puesta en escena no solo no molesta, sino que realza todavía más el conjunto de la colección. Esto es un desfile, señores, hay que animar al personal y hacerle creer que en cuanto compre ese diseño, su vida va a ser así de fantástica.

iii) Los complementos, la peluquería y el maquillaje favorecen a las modelos. Terminemos ya con el feísmo, por favor, desde esta modesta web se lo pido.

iv) Se trata de una colección de primavera-verano, de hecho, una de las pocas que he visto. Yo no sé exactamente qué deben entender la mayoría de los diseñadores por “primavera” o “verano”, pero en mi concepción no hay lanas, ni abrigos, ni pieles. Si queremos vender ropa de verano, vendamos ropa de verano. Como está el mundo, es muy posible que dentro de un año vivamos sometidos al invierno nuclear, pero no hace falta adelantar acontecimientos.

v) Los hermanos Caten, no contentos con darle coherencia a su colección de mujer, han conseguido ligarla a la que presentaron para hombre también en Milán. ¿Recuerdan aquella cascada y los modelos en bañador? Si esto no merece un par de aplausos, que baje Dios y lo vea.

¿Entiende ahora que me haya emocionado hasta el punto de adjuntar unas cuantas fotos del desfile en la entrada? Primera vez en la historia de este blog y, seguramente, última. Ah, y que quede claro, los Caten no me han regalado nada, al menos, de momento. Si algún responsable de la marca lee esto y se siente generoso, lo aceptaré encantado. Es más, vendré corriendo a decirlo, como una “bloguera de la moda de una misma” cualquiera.

dsquared2-spring-2014-2

dsquared2-spring-2014-3

dsquared2-spring-2014-5

dsquared2-spring-2014-20

dsquared2-spring-2014-30

dsquared2-spring-2014-21

dsquared2-spring-2014-29

Un comentario el “El chiringuito de DSquared2

  1. Estoy tan de acuerdo. Soy fan de los Dsquared2 desde ever precisamente porque eso que comentas es su tónica general. Coherencia, vitalidad, espectáculo y belleza. ¡No hace falta nada más!
    Es cierto que no están inventando nada, pero son geniales estilistas y crean conceptos que comunican y enganchan.
    Muy fan de ellos, de ti y del tiki bar (y de que en el desfile sonara el Let´s have a kiki de los Scissors!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21/09/2013 por en Uncategorized y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: