EL HOMBRE CONFUSO

Pequeños cuentos confusos

06

Ese hombre que ustedes ven ahí arriba, que parece tan galante, es Oriol Panadès, diseñador, ilustrador, fotógrafo y creador de la imagen visual de “Andrés“. Y ustedes se preguntarán, ¿qué demonios es “Andrés”? Pues es la primera entrega de los “Pequeños cuentos confusos“, una serie de relatos que he decidido autoeditar yo mismo, eso sí, para dispositivos electrónicos. Si esto no fuera el siglo XXI y las cosas no fueran como son, mandaría estos cuentos a las revistas, que irían publicándolos por entregas y yo, de paso, me ganaría un dinero. Lástima que ahora sea más importante tener una sección de tuits de famosos. Pero al mal tiempo, buena cara. Si ustedes tienen noventa y nueve céntimos disponibles y les interesa saber quién es Andrés, les aconsejo que se pasen por aquí. Yo les estaré eternamente agradecido y les prometo que no se arrepentirán. La historia empieza así…

Andrés acababa de llegar a la ciudad. Quería disfrutar de todas esas imágenes que veía a diario en instagram. Calles repletas de terrazas, restaurantes con suelos de madera y paredes de ladrillo descubierto, entretenidos personajes posando delante de escaparates, fiestas y afters, chicas de pelo largo y chicos guapos, sobre todo, chicos guapos. En su pueblo no había nada de eso, bueno, terrazas sí, pero todas tenían mesas con publicidad de San Miguel y sombrillas de helados Frigo. Había intentado fotografiarlas y ponerles un filtro, como hacían todas esas personas a las que seguía, pero nunca le quedaban bien. También le gustaba cocinar, lo había hecho desde pequeño, pues sus padres trabajaban hasta tarde y tenía que comer solo. Preparaba platos sencillos pero no le quedaban mal, hasta que descubrió las maravillas que la gente cocinaba y subía a su instagram. Nunca iba a conseguir que sus macarrones quedaran así, ni que sus amigos del instituto llevaran abrigos y tupés, ni que su tortuga hiciera monerías delante de la cámara, así que no le quedaba otra. Si quería vivir una vida digna de ser compartida, tenía que cambiar de ciudad. Y así lo hizo…

 Amor, sexo y redes sociales, todo en una nueva ciudad. Aplíquenle el filtro Valencia y ya tienen la historia. Espero que la disfruten, queridos lectores.

2 comentarios el “Pequeños cuentos confusos

  1. ¡Mucha suerte, escritor!

  2. Guille
    12/02/2014

    Acabo de terminar tu relato y me ha encantado! Espero poder leer más pronto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11/09/2013 por en Historias confusas, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: