EL HOMBRE CONFUSO

El fin de las barbas

yiorgos2

yiorgos4

Tal vez piensen que son malas noticias, y la verdad es que tampoco quiero engañarles, lo son. Llevamos ya muchos meses viendo como las barbas han tomado la sociedad. Ya no queda prácticamente ningún hombre menor de cincuenta años que no haya optado por tirar sus cuchillas de afeitar a la basura -los mayores de cincuenta también lo han hecho, pero la motivación y las consecuencias son distintas-. Pero como todo en esta vida, como las boybands, como los piropos desde los andamios, todo termina y a las barbas les queda un telediario. ¿Quiere decir esto que ya no vamos a ver ni un pelo de más? Claro que no. Habrá hombres, muchos e inteligentes, que sabrán mantener su identidad y continuarán viviendo con su barba, dispuestos a alegrarnos la vista a todos los demás. Esos hombres merecerán el aplauso de la humanidad, y tal vez alguna cosa más. El resto caerá preso de la moda y reconvertirá su barba en un bigote y, posteriormente, una perilla con patillas. ¿No me creen? Pues echen un vistazo a este final de las barbas que fui a contar a Marabilias. Ahí tienen las claves.

Y si, después de secar sus lágrimas, aún les queda un poco de tiempo, también les aconsejo que se den un paseo por la terrible polémica que ha despertado Charlie Hunnam, sin él saber nada al respecto. Como lectores de este blog, no creo que estén familiarizados con la saga 50 sombras de Grey, pero claro, si a eso le unen una estrella salida de Queer as folk, tal vez la cosa cambie. El pobre Charlie, con sus músculos, su barba descuidada y su melena rubia, ha sido -y sigue siendo- víctima del rechazo de las fans de Grey. ¿Por qué?, se preguntarán. Por su físico. Bullying virtual a una (futura) estrella de cine. Para que luego piensen que con millones, las penas son menos penas. Ah, y por si faltaba algo, se rumorea que la autora de las novelas dijo que Matt Bomer, el actor favorito de las fans para encarnar a Grey, no podía acceder al papel por ser “abiertamente gay”. Será que la escritora no ha visto las escenas de sexo del rubio Hunnam, o que es incapaz de diferenciar entre persona y personaje. No sé, decidan ustedes mismos, pero antes dediquen unos minutos a leer y spamear las cosas que salen de estos deditos que algún día se comerán los gusanos. Soy capaz de agradecérselo uno por uno. Se lo prometo.

2 comentarios el “El fin de las barbas

  1. elhombreconfuso
    08/09/2013

    En las fotos, Yiorgos Karavas, ejemplo de hombre barbudo.

  2. Montse
    08/09/2013

    lo cierto es que los hombres barbados es de las tendencias que menos me cansaría… pero si se tiene que acabar siempre nos quedará la esperanza de que vuelva para ser renovada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 08/09/2013 por en Colaboraciones confusas, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: