EL HOMBRE CONFUSO

Sobrevivir al verano con… Màxim Huerta

la foto

A veces nos engañan. O más bien, nos dejamos engañar. Este año, una promesa en forma de noticia nos hizo respirar tranquilos, al menos a unos cuantos. “No habrá verano”, dijeron unos franceses. Me gustaría saber dónde están ahora esos señores y si su misión, en realidad, no era más que desestabilizar un poco nuestra ya de por sí inestable rutina. Yo, queridos lectores, me lo creí. A pies juntillas. Soñé con un verano fresco, con mangas largas y mantas por la noche. Un verano de cafés calientes y días soleados, de esos que alegran pero no queman. Vi por delante unos meses productivos, un descanso estival prácticamente a mi medida. ¿Iluso? No, más bien desesperado… Pero no todo van a ser cosas malas. Con el calor, el sudor y las rojeces llega una de las secciones míticas de este blog. Un clásico estival como la horchata, los mosquitos y las reposiciones. Pero es que encima les traigo a una estrella en toda regla. Un hombre pluriempleado. Un hombre que hace de todo y todo lo hace bien. Un hombre que les podría contar más de un secreto, y más de dos, pero que es tan discreto que no abre la boca. Así que prepárense para disfrutar de un nuevo Sobrevivir al verano con… Màxim Huerta.

El verano en una palabra: Siesta.

La mejor forma de pasar un día tremendamente caluroso: Metido de lleno en el agua.

El complemento indispensable para llegar vivo al otoño: Olvidar que existe.

El sitio ideal para desaparecer de julio a septiembre: A mí no me gusta desaparecer, cuando me toque hacerlo que me lleven como a Serrat “en la ladera del monte más alto que el horizonte, quiero tener buena vista”.

El libro más veraniego que existe: Sin duda, “Buenos días Tristeza” de Françoise Sagan.

El remedio infalible para soportar las noches de insomnio: Erotismo en la imaginación o en la práctica.

El truco para combinar sudor y lujuria con éxito: Acabo de pisarme la pregunta… Aunque no me gusta el sudor. Pongo el aire acondicionado a tope, por eso me gustan los hoteles.

El verano mejor con…: Sol.

¿Se puede escribir una novela en verano sin volverse loco?: Se debe. Lo hago. Hay algunas rutinas que están muy bien, escribir es una de ellas. No sé dejar de hacerlo. Estoy en mi cuarta novela desde noviembre y en las pausas –nadando- pienso en la quinta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 29/07/2013 por en Entrevistas confusas, Uncategorized y etiquetada con .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: