EL HOMBRE CONFUSO

Me da igual, me encanta

grace-jones-photographed-by-jean-paul-goude-for-ready-to-wear-springsummer-1983-campaign

Me paso el día quejándome. Lo reconozco. Intento evitarlo, poner una buena sonrisa, ver la vida pasar y hacer como que no me importa nada, pero no puedo evitarlo. A la mínima que me despisto, ya estoy igual. Y no importa si mis quejas van dirigidas a los grandes problemas de la humanidad o a meras nimiedades, al fin y al cabo, son quejas igualmente. Que ustedes son personas generosas con el prójimo y deciden compartir en sus redes sociales lo maravillosa que es su vida, me quejo. Que se han ganado su sueldo con el sudor de su frente y se lo gastan en lo que les apetezca para luego decir que no tienen dinero, me quejo. Que ustedes no son fans de un cierto grupo y aún así se pasan el día escuchando sus canciones y viendo sus videos con el único propósito de criticar, me quejo. Que mis vecinos heteronormativos se creen el centro del universo por el único hecho de haber tenido hijos, me quejo. Que llega el calor y empiezan los sudores, me quejo. Y así podría estar toda la mañana.

Entenderán que esto es un problema. Y no crean que no lo sé. El problema es que la vida me lo pone todo tan fácil para quejarme… Ojalá todo fuera diferente. Ojalá el mundo que me rodeara fuera perfecto. Ojalá la gente no presumiera de su mala educación. Ojalá la comida no engordara y el sueño rejuveneciera. Ojalá mi cuenta corriente tuviera un ingreso fijo cada més. Pero no es así. Y claro, si a la crudeza de la realidad le unes una de las estaciones que menos cariño me despierta -esto es un clásico para los veteranos seguidores del blog- y una situación económica más próxima al Maxi Dia que al supermercado de El Corte Inglés, pues aquí me tienen, convertido en el grinch del verano. Espero que aún así sigan queriéndome como el primer día… o al menos, que disimulen como ustedes solo saben.

Para que no se preocupen, también les digo que hay cosas que me alegran la vida, entre ellas, un proyecto literario confuso que tengo entre manos y al que le quedan -espero- muy pocos días para finalizarlo. Esa es la razón, y no otra, de mis ausencias reiteradas en el blog y del poco caso que les hago últimamente. Puedes ustedes quejarse si lo consideran oportuno. Yo me mortificaré cada día y pensaré en mis pocos pero fieles lectores. A ustedes van dedicadas todas mis horas delante del ordenador. Sé que cuando lo tenga terminado, revisado y ordenado, llegarán otra vez las quejas, lo sé, pero primero disfrutaré acariciando la materialización del esfuerzo aunque sea durante unos breves minutos. ¡Deseénme suerte!

5 comentarios el “Me da igual, me encanta

  1. Mucho ánimo Confu! Estamos contigo. Quejarse es sano ¡Y GRATIS! y ya sabes que nos encantan las cosas “for free”. Así que aquí estamos todos para escuchar tus quejas. Besicos

  2. calamarin
    28/06/2013

    Pero si es lo único que podemos hacer ante tanta mierda como nos rodea, quejarnos, por lo menos es gratis… Le aseguro que yo no lo haría si me dieran una escopeta, entonces solo apretaría el gatillo una y otra vez, como India la protagonista de Stoker. Le deseo toda la suerte del mundo en su proyecto literario, otra cosa no, pero currarserlo se lo curra… y por consiguiente se la merece.

    • elhombreconfuso
      28/06/2013

      Cal, no me trates de usted que nos conocemos hace mucho y me hace mayor! Yo lo hago con los lectores porque no merecen menos. Ay, Cal, ¿qué haríamos sin la queja?

  3. Alex Pler
    28/06/2013

    No considero que seas una de esas personas que solo saben quejarse y parece que nunca les pase nada bueno. Mientras te acuerdes de intercalar entre queja y queja las cosas que te hacen feliz, todo irá bien.

    Adelante con ese proyecto literario, ¡qué intriga! 😀

  4. Andytop
    28/06/2013

    Confuso, si yo soy como tú, me quejo mucho y si no lo hago reviento y para reventar yo pues que revienten los demás.
    De lo que sí me quejaría mucho es de que no pueda yo leer ese proyecto literario muy pronto, sería un gran placer para mi ya que sabes mi tremenda admiración al Hombre confuso y su confusa relación con la Verus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 28/06/2013 por en Uncategorized y etiquetada con .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: