EL HOMBRE CONFUSO

Love Hurts

LH_dia4

 

La habitación, bien iluminada por el sol que entraba por la terraza, estaba presidida por una enorme cama donde un fornido muchacho rubio, con unos bíceps contundentes, penetraba suavemente a Julián que, pese a la postura, pude observar que no había cambiado nada. Seguía siendo extremadamente delgado, seguía llevando el pelo largo y se había dejado crecer un fino bigote. El muchacho rubio resoplaba mientras empujaba rítmicamente las caderas hacía el culo de Julián, que gemía de una forma bastante sensual. Parecía que ninguno de los dos se había percatado de mi presencia, así que aproveché para mirar un poco… Día 4 en Love Hurts: un tremendo calor empezó a recorrer mi entrepierna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 03/02/2013 por en Lovehurts.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: