EL HOMBRE CONFUSO

Hirsutismo ilustrado

Los fashiónpedists, adalides del buen gusto y del dandismo, me han invitado a pasar unos días en su casita de la piscina, con bien de dorados, bien de cortinajes y bien de mullidos almohadones. Yo, a cambio, he decidido contarles una historia, una mística experiencia que me ocurrió hará unos veintidós meses, semana arriba, semana abajo, cuando de repente caí en un profundo sueño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17/10/2012 por en Colaboraciones confusas, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: