EL HOMBRE CONFUSO

Spectrum

Así veo el otoño. Bueno, ojalá lo viera “literalmente así”, debo reconocer, aunque me refería a los estilismos. Tengo muchas ganas de abrazar la lana, los abrigos, los zapatos con calcetines, los anocheceres a media tarde y una buena ducha bien caliente. Pero, en su lugar, ¿qué me encuentro? Calor, mangas cortas, sudores y un ventilador que se resiste a apagarse, y yo, así, desde luego no puedo vivir…  Espero que algún responsable de esta situación pase por este blog y haga lo que esté en su mano para remediarlo. Yo, al menos, le estaré eternamente agradecido.

Por cierto, me despido por un par de días. Después de estar todo el largo verano al pie del cañón, me he ganado unos momentos de desconexión y relax. Pero no sufran, vuelvo incluso antes de que se den cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23/09/2012 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: