EL HOMBRE CONFUSO

Turkey moon

Observarme sentado en el sofá, con una manta azul sorprendentemente pesada, la lámpara de colores encendida y un silencio tranquilizador. Las televisión apagada, las cortinas corridas y esa sensación de frío en los pies que nunca me abandona. La noche cae a mitad tarde y me doy cuenta que ya hace muchos meses que vivo aquí, aunque realmente han sido pocos. Tal vez es que han sido los mejores. Una erección imprevista se forma debajo de mis pantalones y me devuelve a la realidad. Mi cuerpo ha aprendido a notar tu presencia sin necesidad de verte. La impaciencia me colpasa hasta que, por fin, abres la puerta. Empiezo a pensar que no es la alergía lo que me impide respirar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18/11/2011 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: