EL HOMBRE CONFUSO

Contactos transversales

Al salir del trance había anotado un número de teléfono. No era la primera vez que le pasaba, las regresiones al presente siempre era viajes complejos donde se cruzan miles de caminos que, accidentalmente, pueden romperse. Nada tiene que ver con mensajes ocultos o gritos de desesperación desde el más allá, todo lo contrario, se trata de simples datos absorbidos inconscientemente en el proceso de materialización. Estaba ya más que acostumbrada a despertar recordando nombres, fechas de nacimiento o direcciones postales de personas con las que nunca había mantenido contacto, ni real ni espiritual, pero en este caso algo era diferente. Ya había escrito ese número de teléfono hacía muchos años.

Seducida por la idea de ganar dinero fácil y consciente de tener algún don relacionado con el mundo de los muertos, Anne decidió subirse el carro de las videntes televisivas. No pensaba, desde luego, ni fabricarse un personaje excéntrico ni dedicarse a adivinar el sexo de los posibles hijos de la realeza, para eso ya había otros. Añadió un “Miss” delante de su nombre, buscando un toque de seriedad, contrató una línea de teléfono y grabó un anuncio para televisión, directo y sin muchas complicaciones. Pasaron varias semanas hasta que empezaron a aparecer encargos. La mayoría no volvían a llamar, pero había una voz fuerte y masculina que le consultaba puntualmente cada domingo. No buscaba nada en especial, sólo preveer qué iba a depararle la semana. Anne, emocionada con tanta fidelidad, siempre se inventaba algo extraordinario para hacerle la vida más interesante. Estas llamadas duraron, exactamente, siete semanas. Tras una rutinaria predicción donde Miss Anne creyó ver la aparición de un nuevo amor, la voz fuerte y masculina desapareció para siempre.

Obsesionada por esta interrupción sin explicaciones, Anne no podía continuar con su vida, así que, bajo el escudo de la preocupación, dedició tomar la iniciativa y encontrar, de nuevo, a esa voz fuerte y masculina. Para ello recurrió a lo único que sabía hacer, utilizar la magia. Invocó a los poderes más ocultos que pudo encontrar, a los hechizos más potentes y a las prácticas más peligrosas. Círculos de sangre, ofrendas carnales y demás sacrilegios consiguieron que su mente entrara en un trance muy intenso y violento que duró más de lo previsto. Cuando por fin consiguió regresar de ese espantoso viaje, descubrió un número de teléfono escrito en sangre delante de sus ojos. Sí, ese número de teléfono…

Un comentario el “Contactos transversales

  1. insermini
    25/10/2011

    me ha encantado. quiero toda una novela!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23/10/2011 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: