EL HOMBRE CONFUSO

Hércules y Kate

Todo empieza con un sueño.

Ando desnudo por un pasillo, un tanto desorientado y con un cuerpo que no termino de saber si es mío. Los cuadros de las pared me miran con caras sonrientes. Levanto la vista y empieza a llover. Con cada gota crezco un centímetro más, pero todo me parece normal. Si Alicia pudo salir de ésta, yo no seré menos. Cuando mi cabeza está a punto de tocar el techo, la habitación explota. Ondas de color recorren cada milímetro de mi cuerpo, luces galácticas me transportan a una playa desierta. Me sumerjo en aguas ardientes y pienso que algo va a ir mal. Las corrientes me arrastran sin ningún esfuerzo, me relajo y cuento todos mis secretos en voz alta. Un golpe me devuelve a la realidad. Ante mis ojos Kate Moss me saluda convertida en el mascarón de un imponente barco. Me siento Jason y sonrío. Kate mira fijamente al infinito y susurra “te estábamos esperando Confuso”. Algo me dice que aquí termina el mundo para mi y estalla la tormenta.

Me despierto sobresaltado. La habitación está oscura y todo parece en calma. ¿En serio era Kate Moss?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23/04/2011 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: