EL HOMBRE CONFUSO

Despertar sexual 2

Y él, mientras tanto, me miraba fijamente. Corrientes de humo le escondían tímidamente en el portal. Fumaba despreocupado, se rascaba la cabeza y sonreía, aún sin saber si lo hacía para mi. Me sorprendí preguntándome como sería su cuerpo desnudo. Empezaba a faltarme la respiración. Instintívamente apagó el cigarro en el suelo y yo creí morir bajo el peso de sus botas. El mundo temblaba lentamente, miedo y deseo luchaban en mi mente, pero mi corazón no conseguía coger el ritmo. Dejé de tener sensibilidad en las manos, mis labios proyectaban destellos rojos, los ojos perdieron la profundidad, las piernas fallaron y suspiré. ¿Eran éstas las consecuencias del amor?.

Él avanzaba a paso firme…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 15/04/2011 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: