EL HOMBRE CONFUSO

Superluna

El influjo de la Superluna me tiene trastocado. En cuestión de una noche mi oido se ha vuelto ultrasónico, mi tacto hipersensible, mi olfato tremendamente delicado y mi vista puede traspasar hasta la ropa más opaca. Manejo la electricidad a mi antojo, muevo objetos con sólo chasquear los dedos y estoy empezando a levitar. Atravieso paredes, destruyo nubes con rayos gamma y doblo el metal como si fuera plastilina. Aprovecho la energía solar para derretir el metal y controlo a mi antojo las hormonas humanas. Abran su mente, dejen flotar su sensibilidad… ¡El reinado confuso ha empezado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20/03/2011 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: