EL HOMBRE CONFUSO

Creatividad química

Una extraña creatividad me invade esta semana, debe ser la intensa vida social, la falta de sueño o los efectos secundarios del calor. Si cierro los ojos me visualizo pintando, leyendo, cosiendo, rasgando, redactando, cortando, pegando y un sinfín de actividades que me posicionan como el mayor creador de las últimas décadas.

Lástima que al despertar, mis pies chocan contra el suelo, mi cabeza deja de dar vueltas, mi tótem sale disparado y mi creatividad, un tanto perezosa, se queda durmiendo plácidamente en un universo muy lejano. Dudo si intentar recuperarla a base de orfidal, pero me rindo, la química no es para mi. ¿Debería probar con la autodisciplina?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 14/08/2010 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: