EL HOMBRE CONFUSO

Misterios

Pasear con el ceño fruncido, la mirada perdida y boca de lagarto no otorgan ese halo de misterio que todos buscamos, ese que tan bien transmitían las grandes estrellas en blanco y negro. Un misterio que despierta interés, que levanta rumores, enciende pasiones, genera odios y alimenta rencores. Un misterio que atrae miradas y te posiciona en el espacio.

Es esta búsqueda del posicionamiento, esta lucha contra la mediocridad, uno de mis objetivos vitales, una suerte de leitmotiv confuso. La cuestión es: ¿cómo conseguirlo?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 04/03/2010 por en Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: