EL HOMBRE CONFUSO

Entrevistas confusas: Cain Q.

La línea que separa la fascinación del encasillamiento es tremendamente fina, un juego peligroso, tan atractivo y seductor que te impide retroceder, tan placentero que te lleva a perder el pulso, y tal vez con ello, los potenciales interesados. Y si esta obsesión, camuflada bajo la excusa del interés estético, la diriges hacia la fotografía de desnudos masculinos, ya no solo consigues perfilar, aún más si cabe, esta fina separación, sino que además empiezas a tontear con el mundo del porno y entonces, ya no hay vuelta atrás… Pero, claro, ¿quién quiere retroceder viendo las magníficas fotografías de Cain Q.? Hoy, nos desabrochamos los pantalones y hablamos, tranquilamente, de fotografía, de hombres y de todo un poco…

¿Es difícil encontrar modelos para tus fotografías o en verdad, todos llevamos un exhibicionista dentro?

Yo creo que en el fondo todos tenemos un punto exhibicionista. No hay más que ver cómo nos exponemos en las redes sociales, ya sea facebook, twitter, instagram… de hecho, de estas redes salen el 90% de mis modelos. Las fotos, al final, son otro paso más en ese exhibicionismo supongo.

¿Cómo llegas hasta la fotografía de desnudos masculinos? ¿Hay algo de voyeurismo en esa decisión?

Todo empezó con la idea de hacer un diario fotográfico de mi vida en pareja, una idea no muy original pues ya había un par de tumblrs similares muy interesantes, pero me parecía una buena forma de ir creciendo como fotógrafo. Poco a poco empecé a hacer fotos a más gente aparte de a mi mismo y al que era mi pareja, ¡y aquí estamos ahora! Por supuesto que el voyeurismo ayudó a llegar al punto en el que estamos, pero todo empezó por el exhibicionismo 2.0 del que hablaba antes.

En tus fotografías hay un uso muy importante de la luz, en muchas ocasiones natural. ¿Cómo te planteas cada sesión? ¿tienes una idea clara de lo que quieres hacer antes de empezar?

Me gusta sentarme con el modelo y plantear las cosas que me hayan ido surgiendo. Lo principal es que el modelo se encuentre cómodo durante la sesión, así que me gusta compartir ideas, aunque muchísimas veces se enciende una bombilla y acabamos haciendo, además de las planteadas en un principio, alguna idea que sale sobre la marcha.

Y la carga sexual de las sesiones, ¿se transmite también al fotógrafo?

Es importante tener la cabeza fría… Aún así, yo te diría que durante las sesiones no suele haber una fuerte carga sexual, o por lo menos poco o nada tiene que ver conmigo. Me gusta ser espectador, no afectar a lo que está ocurriendo, que los modelos se comporten como si yo no estuviera allí. Si no fuera así, dudo que pudiera hacer medianamente bien mi trabajo.

¿Le damos demasiada importancia al pene? ¿crees que nos impide ver el resto de la fotografía?

Sí y no. Entiendo que los desnudos siempre llaman más la atención, nos despiertan instintos muy básicos y hacen que se dilaten las pupilas. Yo comencé muy influenciado por las toneladas de porno que consumía de adolescente pero siempre me han aburrido las fotos o los videos que solo mostraban sexo. Siempre me llama mucho la atención el contexto que podía tener esa foto o el argumento (absurdo) que podía tener el video. Siempre intento que en mis fotos más explícitas haya algo más, de la misma forma que lo intento en las otras.

Imagino que deben haberte preguntado en muchas ocasiones si tu trabajo interfiere en tus relaciones sentimentales, ¿crees que en algún momento el desnudo dejará de despertar tanta curiosidad?

En realidad todo empezó como algo prácticamente compartido con el chico que era mi pareja hace unos años. Creo que esta parte creativa es muy importante en mi personalidad, así que doy por supuesto que si alguien toca a la puerta ya sabe cómo soy. Nunca he tenido problemas por ello. Y, desde luego, el desnudo no va a dejar de interesarnos nunca, es parte básica en el arte desde que el hombre es hombre.

¿Cómo ves el panorama editorial actual? ¿qué portada de revista matarías por hacer?

Me encanta la cantidad de fanzines y diferentes publicaciones online que existen hoy por hoy. Internet nos ha dado la vía perfecta para llegar a cualquier parte del mundo y poder mostrar lo que tenemos cada uno. Este tipo de publicaciones son perfectas tanto para sus creadores como para los que colaboran en ellas. Aún así, si tengo que elegir una, supongo que BUTT sería una de las portadas que más me gustaría hacer hoy por hoy.

¿En qué proyectos vamos a poder verte a partir de ahora?

Pues estoy a punto de presentar Wasteland, que es un proyecto en el que llevo pensando años y que espero que empiece a ver la luz a finales de este año. También tengo ideas para continuar con #CainQshot, llevándolo un poco más lejos. Y lo próximo es una colaboración con la revista de moda Wear en el número de noviembre.

Por último, ¿tus fans van a poder encontrarte desnudo entre todas tus fotografías?

Hace mucho que no salgo en mis fotografías y la verdad es que me siento más cómodo detrás de la cámara, pero siempre estoy pensando ideas y cosas, así que cualquier día de estos… ¡Nunca se sabe!


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 31/10/2012 por en Entrevistas confusas, Uncategorized.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Archivos

Love Hurts

Facebook

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 185 seguidores

%d personas les gusta esto: